lunes, 31 de diciembre de 2018

Lo peor y, sobre todo, ..... lo mejor de 2018

Fecha estelar: -304001.5
___________________________


Llegado el final del año 2018, es el momento de echar un vistazo hacia atrás hacer las listas de aquellas películas y/o series destacables (y también olvidables).

Las siguientes listas están elaboradas a partir de mi propio y personal criterio a partir de las películas y series que he visto y/o revisitado y valorado con mi voto en la página de Filmaffinity a lo largo del año 2018.



________________________________________________________________________________
Series
1.- Dark (2017) de  Baran bo Odar y Jantje Friese. Primera temporada (Buena)
2.- Manhunt: Unabomber (2017) de Andrew Sodroski, Jim Clemente y Tony Gittelson. Primera temporada (Buena)
3.- Peaky Blinders (2013-17) de Steven Knight. Cuarta temporada (Notable)
4.- Star Trek Discovery (2017) de Bryan Fuller y Alex Kurtzman. Primera temporada (Buena)
5.- Gomorra (2014-17) de Stefano Sollima. Tercera temporada (Buena)
6.- The Terror (2017) de Edward Berger. Primera temporada (Buena)
7.- Fariña (2018) de Carlos Sedes y Jorge Torregrossa. Primera temporada (Buena)
8.- El alienista (2018) de varios directores. Primera temporada (Buena)
9.- Yellowstone (2018) de Taylor Sheridan. Primera temporada (Buena)



10.- Desaparecida (Boku dake ga Inai Machi, 2013) de Tomohiko Ito. Primera temporada (Buena)
11.- Better Call Saul (2015-18) de Vince Gilligan y Peter Gould. Cuarta temporada (Notable)



Mencion especial
Mushishi (2014-15) de Hiroshi Nagahama. Segunda temporada, incluyendo los episodios especiales (Muy Buena). Maravillosa serie.



Decepciones
- Altered Carbon (2017)
- La ciudad y la ciudad  (2018)
- Berserk (2016-17) - Solo es pasable, pero es Berserk y hay que verla.




_______________________________________________________________________________
 Películas

Primero lo malo
Ocho títulos para olvidar (votadas con un 3 o menos: flojas, malas o muy malas).

1.- Mozu (2015) de Eiichirô Hasumi (mala)
2.- Mute (2018) de Duncan Jones (floja)
3.- Aniquilación (2018) de Alex Garland (floja)
4.- Black Panther (2018) de Ryan Coogler (floja)
5.- El regreso (2003) de Andrey Zvyagintsev (floja)
6.- En realidad, nunca estuviste aquí (2017) de Lynne Ramsay (floja)
7.- The Disaster Artist (2017) de James Franco (floja)
8.- Before We Vanish (Sanpo suru shinryakusha, 2017) de Kiyoshi Kurosawa



 Son malas, pero no las puedes dejar de ver

1.-  Godzilla contra King Ghidorah (1991) de Kazuki Ohmori (floja)
2.- Godzilla: City on the Edge of Battle (2018) de Hiroyuki Seshita y Kobun Shizuno (floja)




__________________________________________________________________________________
Los mejores títulos en producciones anteriores al 2017
Muchas de ellas son revisitadas


Votadas con un 7 (buenas) - 4 títulos

1.- Maborosi (1995) de Hirokazu Koreeda
2.- A Story of Yonosuke (2013) de Shûichi Okita
3.- Historia de Andrómeda (1982) de Masamitsu Sasaki
4.- Regreso a casa (2014) de Zhang Yimou



 Votadas con un 8 (notables) -6 títulos

1.- Amor bajo el espino blanco (2010) de Zhang Yimou
2.- Ocho sentencias de muerte (1949) de Robert Hamer 
3.- Ordet (La palabra, 1955) de Carl Theodor Dreyer
4.- El fotógrafo del pánico (1960) de Michael Powell
5.- The Eternal Zero (2013) de Takashi Yamazaki
6.- Tren a Busan (2016) de Yeon Sang-ho





_________________________________________________________________________________

Las mejores películas producidas en 2017/18

Votadas con un 7 (buenas) - 14 títulos

 1.- Confidential Assignment (Gongjo 2017) de Kim Seong-Hoon
2.- Barry Seal: El traficante (2017) de Doug Liman
3.- Tres anuncios en las afueras (2017) de Martin McDonagh
4.- Survival Family (2017) de Shinobu Yaguchi
5.- Mary y la flor de la bruja (Meari to majo no hana, 2017) de Hiromasa Yonebayashi 
6.- Molly's game (2017) de Aaron Sorkin 
7.- Please Stand By (2017) de Ben Lewin
8.- Heart Blackened (Chim-muk, 2017) de Jung Ji-Woo
9.- Vengadores: Infinity War (2018) de Anthony Russo y Joe Russo


10.- Salyut-7 (2017) de Klim Shipenko
11.- Small Town Crime (2017) de Eshom Nelms e Ian Nelms
12.- Upgrade (2018) de Leigh Whannell
13.- Sicario: el día del soldado (2018) de Stefano Sollima
14.- Destiny: the tale of Kamakura (2017) de Takashi Yamazaki



Votadas con un 8 (notables) - 7 títulos

1.- Blade Runner 2049 (2017) de Denis Villeneuve
2.- Lucky (2017) de John Carroll Lynch
3.- El tercer asesinato (2017) de Hirokazu Koreeda
4.- Hostiles (2017) de Scott Cooper
5.- Steel Rain (Gang-cheol-bi, 2017) de Yang Woo-seok
6.- Brawl in Cell Block 99 (2017) de S. Craig Zahler
7.- Spacewalker (2017) de Dmitry Kiselev




------------------


Recuerda, amigo lector, que estas listas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.


.




.

martes, 25 de diciembre de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº C XXVIII)

Fecha estelar:-304017.9
_____________________________


Películas reseñadas:

- Upgrade (2018)
- Sekigahara (2017)
- Before we vanish (2017)



______________________________________________________________________________
Upgrade (2018)
Dir. Leigh Whannell

Por lo general no es fácil encontrar buenas historias de ciencia ficción ciberpunk que, aunque no sean originales, al menos están bien estructuradas y son coherentes. El caso de Upgrade es uno de ellos, una buena historia aunque no excesivamente original que, bien llevada como aquí está, da lugar a una buena película de género. Tiene un presupuesto bastante bajo pero lo sortea bien y el resultado visual es más que aceptable.

Mucha gente ve en esta película bastantes reminiscencias a Robocop, y lo cierto es que es así. Pero la parte del desarrollo tecnológico, la lucha entre corporaciones, el mundo policiaco, en definitiva, la parte ciberpunk también recuerda lejanamente, y salvando las grandísimas distancias, a Ghost in the Shell. Es como una especie de mundo previo a la generalización de partes prostéticas en los cuerpos humanos mejorados y a la toma de conciencia sobre la propia existencia de la inteligencia artificial. Aquellos que gusten de este tipo de historias valorarán bien la película y ello a pesar de las limitaciones presupuestarias, y también a pesar de que realmente no se cuenta nada original. Y se valorará bien porque este tipo de historias se ven muy poco, por raro que pueda parecer. Así, a pesar de las limitaciones de la película, a pesar de que hay que aceptar algún detalle que se pasa de puntillas, lo que resulta verdaderamente entretenido es la historia, que está más que bien y el final que se plantea es perfecto, muy en consonancia con lo que es el género. Al final te quedas con ganas de que te cuenten otra historia basada en este mundo futuro no tan lejano.

En el terreno de la ciencia ficción seria (más o menos), de lo mejorcito que se ha podido ver este año, y con cuatro duros. Recuerdo de este año y género la película de Duncan Jones, “Mute”, o la serie “Altered Carbon”, las dos muy flojas por aburridas, en mi opinión. También australiana es “OtherLife”, que es solo pasable, como es también lo es la película/escaparate de Spielberg, “Ready player one”. No se pude olvidar “Blade Runner 2049”, que en el género ha resultado der lo mejor del año.

7/10 - Buena



________________________________________________________________________________
Sekigahara (2017)
Dir. Masato Harada

Uno de los momentos clave de la historia del Japón tuvo lugar el 21 de octubre de 1600, la batalla de Sekigahara. Aunque la duración de la batalla fue corta, unas 6 horas, los hechos que llevaron a la misma fueron madurando durante años, dilucidándose en dicha batalla la usurpación del poder por parte del clan Tokugawa frente al clan Toyotomi que estaba en ese momento regentado, a la cabeza de las fuerzas leales al clan, por Ishida Mitsunari. Como resultado de la batalla, en Japón, se estableció el último shogunato de Tokugawa que duró más de 250 años. La película es en buena parte, concretamente sus dos terceras partes, la historia de las maniobras políticas entre clanes o señores feudales que llevaron finalmente al enfrentamiento. El último tercio de la película está dedicada a la batalla en sí, y finalmente un pequeño epílogo.

Particularmente, que recuerde, a través del cine, el anime o el manga, poco conocimiento tenía sobre dicha batalla más allá de que precisamente con el final de la misma arranca la trilogía Samurai de Hiroshi Inagaki (1954-56), las andanzas del guerrero Musashi Miyamoto, también plasmadas en viñetas en el inacabado manga Vagabond, de Takehiko Inoue. Así entonces, como punto de partida resulta que el film de Masato Harada es un buen motivo para conocer un poco más. Especialmente porque por el tráiler se puede ver que se ha contado con un buen presupuesto y el diseño de producción es destacable.

El resultado final es en buena parte decepcionante. Principalmente porque hay que prestar mucha atención a la narrativa con tantos personajes, bastante complicada de seguir para el poco conocedor de la historia japonesa. Finalmente es mejor desistir y dejarte llevar solamente por la línea principal que es la rivalidad entre Tokugawa y Mitsunari, contemplar los escenarios y las ceremonias que se celebran, disfrutar de la fotografía, del verdor del paisaje, la exuberancia de los bosques de bambú, y también algún detalle más como es la sub-historia que se cuenta de la relación de Mitsunari con la chica espía, Hatsume. Curiosamente lo que es inventado es lo que mejor funciona en la película. Otro asunto es el actor Kôji Yakusho, al que hay que sujetar bien porque su tendencia al histrionismo y la sobreactuación es indomable. Hirokazu Koreeda en “El tercer asesinato” (2017) lo sujetó bien pero aquí se le ve demasiado suelto.

Luego viene la batalla, el camino para llegar a ella se ha hecho bastante largo. Resulta un tanto caótica, muy alejada de la grandiosidad de las batallas filmadas por Akira Kurosawa en Kagemusha (1980) o en Ran (1985). No obstante, resulta interesante toda la intendencia bélica que se despliega, que se supone bien ajustada a la historia. También es cierto que las batallas son caóticas de por sí, pero es de valorar el esfuerzo del director por hacerlas entendibles, y aquí casi que no ocurre.
Como curiosidad, indicar que el papel de Hatsume lo realiza Kasumi Arimura. En su filmografía ya estuvo destrozando zombis en “I am a hero” (2015) de Shinsuke Sato. Además, y sobre todo, es la voz (seiyuu) de Marnie en la película de Hiromasa Yonebayashi, “Omoide no Mânî” (El recuerdo de Marnie, 2014).

6/10 - Interesante



________________________________________________________________________________
Before We Vanish (2017)
Dir. Kiyoshi Kurosawa

Película con interesante premisa de partida, con un inicio muy esperanzador que termina por desinflarse en tan solo veinte minutos. Conforme avanza la historia, que no es que sea lentamente, que también, las incongruencias se acumulan y el aburrimiento se apodera de tal forma que solo la lejanía del mando a distancia salva llegar al final de la historia.

En el aspecto técnico la película es totalmente estándar, no sobresale en nada, no hay planos interesantes, fotografía atrayente, parece un capítulo más de una serie de televisión, una película como tantas hay. En este tipo de películas lo interesante es la historia que se quiere contar, pero esta invasión de chichinabo es muy, muy decepcionante, y aburrida.

3/10 - Floja






.



______________________________________________________________________________





Nº de películas reseñadas en el blog: 465
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



lunes, 10 de diciembre de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº C XXVII)

Fecha estelar:-304059.1
_____________________________


Películas reseñadas:

- Operation Red Sea (2018)
- Verano de una familia de Tokio (2017)
- The Outlaws (2017)




______________________________________________________________________________
Operation Red Sea (2018)
Dir. Dante Lam

Dice la Wikipedia que la película está vagamente basada en la evacuación de 225 extranjeros y casi 600 ciudadanos chinos del puerto del sur de Yemen, Adén durante la Guerra Civil Yemení (2014). Tan vagamente que se limita a tomar la idea y montar una operación militar en un país sin determinar plagado de terroristas de los que usan pañuelos palestinos y gafas de sol. Pero bueno, eso es lo de menos porque, particularmente, lo de "vagamente" lo prefiero tomar por la inverosimilitud creciente de lo que estás viendo y el sinsentido que va tomando la película conforme va avanzando.

Es una muy buena película si solo importa la acción sin más. Ahora bien, un poco de cordura no le vendría mal. Lo que más o menos va muy bien en la primera hora de metraje se convierte, finalmente, en un puñado de Rambos chinos sueltos que por ellos mismos son capaces de acabar con un par de miles de terroristas. Luego está la parte de la propaganda, que el gobierno chino se ha debido dejar aquí un pastón para la exaltación del ejército, la modernidad del mismo, de un grupo de élite que ya quisieran los americanos.

Lo bueno que tiene el presupuesto holgado es que técnicamente la película es de primer nivel, la acción está muy bien rodada y no te sueles perder entre tanto follón. Por otra parte, hay unos paisajes desérticos (Marruecos) interesantes, reales y bien fotografiados. Dos horas largas de acción pura y dura de los que, particularmente, me quedo con la primera parte. Y también con los ratos de enfrentamiento entre francotiradores. La traca de la segunda parte, entretenida porque es acción pura, es demasiado inverosímil. Bajo mi punto de vista, claro.

5/10 - Pasable




________________________________________________________________________________
Verano de una familia de Tokio (2017)
Dir. Yôji Yamada

Desde que en el año 2013 Yôji Yamada estrenara “Una familia de Tokio”, un homenaje a la obra maestra de Yasujiro Ozu, “Cuentos de Tokio”, con buenos resultados en general, el director japonés prácticamente no ha dejado en paz a la familia Hirata. Con exactamente el mismo reparto principal de “Una familia e Tokio” pero cambiando el nombre de los protagonistas, excepto para el papel que hace Yû Aoi, Yamada deriva la historia hacia la comedia en “Maravillosa familia de Tokio” (2016), también con un buen resultado. Ahora sigue estirando el chicle con esta continuación, “Verano de una familia de Tokio”. Y el asunto no para, porque en este año 2018 el veterano director, con 87 años, ha estrenado la tercera parte con el título japonés “Tsuma yo bara no yô ni: Kazoku wa tsuraiyo III”.

Como suele ocurrir con las continuaciones, el interés va decayendo poco a poco cuando se constata que la película no es más que otro capítulo de una serie. En este caso un capítulo poco centrado en una historia familiar más coral pues todo gira en torno a las andanzas del abuelo cascarrabias. De hecho el arranque de la película y su primera parte es bastante lento y no ocurre prácticamente nada relevante hasta que el abuelo, Shuzo Hirata, se coge una buena juerga. Entonces la película da un cambio interesante y la segunda mitad compensa. Conjuga muy bien la comedia con cierto aspecto dramático, de nuevo la toda la familia se reúne en la casa y tienen lugar las mejores escenas. Todo con un claro aspecto a comedia de situación en la que es muy de alabar la capacidad de planificar y filmar con tanta gente en escena y en un espacio tan reducido. Hay situaciones hilarantes aunque buena parte del humor ha perdido sutileza. Tampoco deja Yamada que la película transcurra solamente por el camino de la comedia, aquí sí es más sutil y a lo largo de la película deja unas cuantas puyas.

6/10 - Interesante


________________________________________________________________________________
The Outlaws (Beom-joi-do-si, 2017)
Dir. Kang Yoon-sung

Resulta sorprendente la capacidad del cine coreano para producir películas de acción que resultan ser, en el peor de los casos, más que efectivas. En este caso se trata de una ópera prima de Kang Yoon-sung, que consigue un producto que no aburre en ningún momento, algo aturullado hacia la mitad con tantas bandas y personajes pero que es bien entendible para este punto de vista occidental con poco o nulo conocimiento de los detalles entre chinos, coreanos y etnias chino-coreanas en Seul a principios de siglo. 

En cualquier caso, la sencillez básica de estas películas de acción estriba en que los enfretamientos importantes están establecidos, la película tiene, por narices, que terminar en ellos. Por el camino, mientras todo transcurre, tenemos enfrentamientos entre bandas mientras la policía hace lo que puede, comandada por un Ma Dong-seok que parece que le han preparado un papel a medida. Lo que no se puede negar es que aquí hay sangre y pocos tiros, enfrentamientos tremebundos con bates, cuchillos y hachas. La ferocidad de las peleas es parte de lo interesante.

El buen ritmo que tiene la película se consigue porque siempre va por el camino directo, ¿se echa en falta algo de vida famliar o un desarrollo de personajes? Pues la verdad es que no, aquí solo se muestra lo que interesa y va por un solo camino. Eso sí, con la pega de un malvado sin claroscuros, es muy malo y punto. Quizás se intuya por este aspecto una cierta animadversión y antipatía hacia la parte chino-coreana de estas mafias. Hay que tener en cuenta que el relato general se basa en hechos reales.

6/10 - Interesante





______________________________________________________________________________





Nº de películas reseñadas en el blog: 462
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



domingo, 2 de diciembre de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº C XXVI)

Fecha estelar: -304080.8
_____________________________


Películas reseñadas:

- Eien no 0 (The Eternal Zero, 2013)
- Koe no katachi (A Silent Voice, 2016)
- La balada de Lefty Brown (2017)




______________________________________________________________________________
Eien no 0 (The Eternal Zero, 2013)
Dir. Takashi Yamazaki

En la filmografía del director japonés Takashi Yamazaki, de la que hay accesible por estos lares, es posible encontrar desde auténticas maravillas como son las dos partes de “Always: Sunset on Third Street” (2005, 2007) hasta productos solamente pasables como son, en mi opinión, sus dos películas “Parásito” (2014, 2015). Una filmografía con altibajos. Ya sea en el terreno de la animación como en el de la imagen real, hasta ahora, Takashi Yamazaki ha dirigido más proyectos adscritos al género de la ciencia ficción o al de la fantasía. Sin embargo, es cuando se ha centrado en contar historias del mundo real cuando ha conseguido sus mejores películas. Y “Eien no 0” (The Eternal Zero, 2013) es una de ellas. Es una pena que la distribución de sus trabajos sea tan mala porque Takashi Yamazaki es un director que hay que tener en cuenta allá por donde trabaje. De su última película, “Destiny: The Tale of Kamakura” (2017), por aquí casi no había noticias hasta hace bien poco, y las noticias que hay no han venido precisamente por los canales comerciales.

“Eternal Zero” es una película muy notable aunque, quizás, su título resulta engañoso. Cierto es que veremos modelos del legendario Mitsubishi A6M "Zero" en acción pues la película va sobre un piloto de dichos aviones y sobre sus actividades durante la guerra. Pero la aviación es, en cierto modo, parte del envoltorio de la verdadera historia que se quiere narrar. Y es una buena historia, sobre todo por lo bien contada y estructurada que está basándose en una buena colección de flashbacks estructurados como deben estar dentro del avance de la investigación en la actualidad (primeros años del siglo XXI) de estos dos nietos, Kentaro y Keiko, sobre las actividades de su abuelo, Kyuzo Miyabe, durante la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico. Así que lo cierto es que “Eternal Zero” es una película bélica, y también un drama familiar. Takashi Yamazaki consigue finalmente que la emotividad del drama impere aunque la parte bélica, con un inusitado punto de vista japonés al que no estamos nada acostumbrados, también es más que interesante. Más concretamente: el punto de vista que se da en este film sobre lo que por aquí siempre hemos venido llamando pilotos kamikazes japoneses en la Segunda Guerra Mundial, que en el film se llaman “Unidad de Ataque Especial”. Es una parte importante en torno a la que gira el aspecto bélico de una película que conjunta muy bien dicha parte con la historia personal y las motivaciones del abuelo de Kentaro y Keiko. Bien es cierto que la parte final, aparte de pretendidamente emotiva, es un alegato al recuerdo de todos aquellos que sobrevivieron a la guerra y de las historias que se guardaron, que no contaron, porque, en definitiva, ante la guerra y la derrota ya solo quedaba sobrevivir.

Desde el punto de vista técnico la película es excelente. Los efectos especiales, las recreaciones digitales de los combates aéreos son muy buenas y están muy bien integradas, no te sacan de la película en ningún momento. No en vano el propio director procede, desde sus inicios, del mundo de los efectos especiales y aún sigue trabajando en ellos en la animación a través de la productora Shirogumi. Si se investiga un poco y se detiene la película en los momentos justos, se puede comprobar que han tenido mucho cuidado en la reproducción fiel de los modelos de aviones y barcos.

Como curiosidad mencionar que Hayao Miyazaqui, que también en 2013 estrenó su película “Kaze tachinu” (El viento se levanta, 2013) sobre la vida del ingeniero Jiro Horikoshi diseñador del A6M "Zero", mostró su disconformidad con la visión que esta película da sobre la guerra, especialmente sobre la Unidad de Ataque Especial. De hecho, en su momento, la película fue bastante controvertida en Japón. También resulta curioso que las últimas películas japonesas que cuentan una historia inmersa en la segunda guerra mundial (que particularmente haya podido ver) plantean una idea final muy parecida, la supervivencia del individuo frente al desastre, vivir a pesar de todo. En este sentido resulta también muy, muy recomendable Kono Sekai no Katasumi ni (En este rincón del mundo, 2016), de Sunao Katabuchi, director que nos regaló una película extraordinaria.

8/10 - Notable


________________________________________________________________________________
Koe no katachi (A Silent Voice, 2016)
Dir.: Naoko Yamada

En el terreno del largometraje, Koe no katachi (A silent voice) representa el tercer trabajo de Naoko Yamada, joven directora que cuenta con un buen bagaje como animadora y directora en series de TV. Hasta ahora, incluyendo otro largometraje estrenado este año, el género al que parece que se circunscribe su obra es el de vida escolar, tan prolífico dentro del anime. En el caso de Koe no katachi se nos presenta un drama basado en las consecuencias de un acoso y maltrato escolar de una chica sorda de nacimiento (Shōko Nishimiya), en el viaje actual de redención por parte del acosador (Shōya Ishida) que es en realidad el protagonista de la película. Está basada en un exitoso manga de la también jovencísima Yoshitoki Oima publicado entre los años 2013-2014 en siete volúmenes. 

La película presenta un primer tercio bastante interesante, mientras se presentan personajes y presenciamos el bullying que sufre Shōko Nishimiya. Es muy de agradecer que no sea una película que busque el efectismo en un tema tan serio. Sin embargo, es cuando se produce un salto temporal cuando la longitud del manga, que se ha pretendido adaptar en su totalidad, se nota. La película se vuelve un tanto repetitiva en cuanto a la relación entre Shōko Nishimiya y Shōya Ishida mientras se desvía anárquicamente en demasiados personajes. También es cierto que el final del camino que los protagonistas tienen que recorrer es bastante conocido en este tipo de películas y solo queda ver cómo van a llegar a dicho final. Es un problema, sobre todo porque el papel que se presenta a Shōko Nishimiya es excesivamente pasivo y, la verdad, evoluciona muy poco. Por el otro lado resulta que es Shōya Ishida el personaje sobre el que recae casi todo el trabajo y, la verdad, no consigue captar ni mi atención ni mi interés durante buena parte de la película.

A nivel técnico la película es impecable, y ello a pesar del exceso de moe en la protagonista.

6/10 - Interesante



________________________________________________________________________________
La balada de Lefty Brown (2017)
Dir. Jared Moshe

Un western más que correcto que se asienta en la interpetación de Bill Pullman y también en su fotografía de espacios naturales de Montana.

Durante décadas, Lefty Brown (Bill Pullman) ha cabalgado junto a Edward Johnson (Peter Fonda), ayudándole a sobrevivir en el salvaje Oeste. Cuando Lefty es testigo del asesinato de su amigo, decide buscar a los culpables recorriendo la desolada Montana.

El punto de partida de la película resulta bastante familiar y lo cierto es que la historia que se desarrolla ya ha sido vista en otras ocasiones, más o menos. Una historia de redención, de antiguas amistades, lealtad y actuales desencuentros enmarcados en el año 1889 cuando el Territorio de Montana pasó a ser el 41º estado de los Estados Unidos. De los cuatro amigos, Lefty Brown siempre ha sido como el más incompetente, que no ha sabido prosperar más que a la sombra de Edward Johnson. Parece que muestra una cierta deficiencia y Bill Pullman lo hace muy bien porque consigue preocupar al espectador por el devenir de su determinación a pesar de sus desventajas. Es importante ver la película en versión original.

6/10 - Interesante





______________________________________________________________________________





Nº de películas reseñadas en el blog: 459 
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



lunes, 26 de noviembre de 2018

Boku dake ga Inai Machi (Desaparecida, 2016)

Fecha estelar: -304097.3
___________________________________



Boku dake ga Inai Machi (Desaparecida, 2016)
Dir. Tomohiko Ito

Si tengo que pensar en historias en las que un personaje del presente se materializa en el pasado, en su propio cuerpo del pasado pero con su conciencia del presente, la mejor obra que podría recordar es “Barrio Lejano” (1998-99), el manga de Jirō Taniguchi. Es un manga extraordinario. Dentro del anime, del bueno e interesante, también puedo recordar “Toki o Kakeru Shôjo” (La chica que saltaba a través del tiempo, 2006) de Mamoru Hosoda. Se puede decir que “Boku dake ga Inai Machi” (Desaparecida, 2016) de Tomohiko Ito utiliza básicamente la misma premisa que “Barrio Lejano”, es decir, no entra en explicaciones del porqué el protagonista tiene el poder de viajar al pasado pues lo que se busca realmente es resolver un misterio ocurrido hace años que le ha venido afectando desde entonces hasta el presente, tanto a él como a sus amigos.

Ciertamente es demasiado atrevido comparar dos obras tan distintas. Que no es el caso, no se comparan, solo es la curiosidad de la coincidencia que tienen en premisa general de partida. “Boku dake ga Inai Machi” no es, ni mucho menos, una obra tan madura y reflexiva como lo es el manga de Taniguchi. Pero tampoco es, aunque lo que pudiera parecer, una serie muy juvenil como tantas hay del género de vida escolar. Sobre todo en su dos terceras partes desde el principio. Hay un misterio sobre muertes y secuestros, y también un tratamiento interesante sobre el maltrato infantil en la familia. 

Mi acercamiento a la serie fue directo, sin saber nada de ella y solamente por el interesante póster que la presenta. Y el resultado es que se trata de una serie bastante buena, sobre todo en sus ocho capítulos desde el inicio. Después, una vez resuelta la, para mí, parte más importante del asunto, la serie se vuelve más convencional. Y previsible. Precipita una resolución que solo me interesa por la parte de conocer el destino presente de los personajes.

En cualquier caso, “Boku dake ga Inai Machi” es una buena serie, altamente recomendable.


Trailer


.




.



lunes, 19 de noviembre de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº C XXV)

Fecha estelar:-304152.1
_____________________________


Películas reseñadas:

- Mandy (2018)
- Yozora wa itsudemo saikô mitsudo no aoiro da (Tokyo Night Sky Is Always the Densest Shade of Blue, 2017)
- Deadpool 2 (2018)



________________________________________________________________________________
Mandy (2018)
Dir. Panos Cosmatos

Estructurada en dos partes bien diferenciadas que dividen la película prácticamente por la mitad, la primera parte se puede hacer bastante dura. Vamos que hay momentos en los que te preguntas qué puñetas estás viendo. Seguramente con un una buena carga de peyote esta primera parte se habría convertido en obra maestra de lo alucinatorio. Pero como no es el caso, pues se va sobrellevando gracias al menos a la música de Jóhann Jóhannsson que, por otra parte, es de lo mejor del film. En esta primera parte Nicolas Cage ejerce de cartujo. O más bien, se me antoja que los monjes cartujos hablan bastante más a lo largo de un día en el convento.

Si te van las psicodelias, además de las lentas, estos viajes alucinatorios (que en realidad no están contando nada del otro jueves) son perfectos.

Luego viene la segunda mitad, más o menos cuando Nicolas Cage forja una especie de hacha Klingon y se le hinchan los güebos (perdón). Tampoco es que nuestro protagonista vaya a hablar mucho a partir de ahora, tampoco es que lo necesite para sus fines. Al menos tiene tiempo para conversar con alguien que se encargará, cómo no, de ponernos al día de lo que en realidad ocurre. Un truco barato de película del montón. Algunas partes alucinatorias continúan, incluso en forma de animaciones no demasiado trabajadas pero que, bueno, ni fu ni fa. Pero esta segunda parte sí que está mucho mejor. Si has podido aguantar la gran cuesta arriba que es la primera parte, llegar hasta aquí compensa si gustas de este género de cine, venganza y sangre.

5/10 - Pasable


______________________________________________________________________________
Yozora wa itsudemo saikô mitsudo no aoiro da (Tokyo Night Sky Is Always the Densest Shade of Blue, 2017)
Dir.: Yûya Ishii

Esta película, basada en un libro de poemas de Tahi Saihate con el mismo título, cuenta el inicio de la relación entre dos jóvenes inadaptados en el Tokio actual. Sôsuke Ikematsu interpreta a Shinji, un obrero de la construcción ciego de uno de sus ojos y Shizuka Ishibashi a Mika, una enfermera que necesita complementar su sueldo ejerciendo de camarera en una especie de hostess club para hombres (o, como ellos lo llaman, un bar de chicas). Ambos protagonistas son seres muy solitarios que arrastran, sobre todo Mika, pesadumbres del pasado.

Poco a poco iremos conociendo la historia de cada uno, excesivamente alargada cuando la película en realidad carece de una línea de seguimiento clara sino que es más bien una colección de escenas o momentos. Al principio, que es donde la película está bastante mejor, oímos la voz en off de Mika, no contando algo sobre la trama, sino, parece, recitando algunos poemas en los que se basa el film. Resulta la parte más interesante porque la película en general, y más concretamente en esta parte, es bastante triste, abúlica. Y lo sabe transmitir. Además, vamos conociendo otros personajes, los compañeros de trabajo de Shinji, que contribuyen en buena manera al tono altamente pesimista que tiene todo. La relación que se establece entre los compañeros de trabajo ayuda mucho a no caer del lado de lo excesivamente aburrido.

El problema es que todo se hace demasiado repetitivo y excesivamente alargado para seguir siempre con lo mismo. Porque, excepto por la vida familiar de Mika y el gran motivo de su desesperanza, se ve claramente hacia dónde va a terminar todo respecto de los dos protagonistas. En cualquier caso “Tokyo Night Sky Is Always the Densest Shade of Blue” resulta ser una película bastante pesimista. Y también muy crítica con la alienación de los habitantes de la gran ciudad, con la soledad del individuo rodeado de gente, con la indiferencia.

La película ha sido rodada en su mayor parte en Tokio, en Shibuya y Shinjuku. Al margen de la historia, las escenas urbanas son un aliciente más.

6/10 - Interesante



________________________________________________________________________________
Deadpool 2 (2018)
Dir. David Leitch

- La primera película resultó bastante interesante. Para lo que se suele ver en el género de superhéroes ya es mucho decir.
- Ésta segunda parte es como más de lo mismo, pero con bastante menos gracia.
- La historia que se presenta es otra del montón, un pretexto para presentar escenas de acción, supuestos chistes y ochocientas referencias cinematográficas en los diálogos.
- Al menos el gore ayuda. También, y mucho, Josh Brolin, pero su papel aparece muy desdibujado y poco aprovechado.
- Que los diálogos no me hagan la más mínima gracia no quiere decir que la comedia no sea buena. Soy yo que soy un "esaborío".
- Hay cameos y ayudan unos X-Men de baratillo.
- Morena Baccarin está tan guapa como ya lo estaba en Firefly. Muy desaprovechada también.
- Ryan Reynolds/Wade Wilson es un “pesao”.


En definitiva, otra película (de superhéroes) del montón. Del montón donde están casi todas las películas de este género.

4/10 - Regular




______________________________________________________________________________





Nº de películas reseñadas en el blog: 456
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



martes, 6 de noviembre de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº C XXIV)

Fecha estelar:-304152.1
_____________________________


Películas reseñadas:

- Maboroshi no hikari (1995)
- Hereditary (2018)
- Ant-Man and the Wasp (2018)



________________________________________________________________________________

Maboroshi no hikari (1995)
Dir.: Hirokazu Koreeda

Maborosi se puede considerar la primera película de Koreeda pues anteriormente sus trabajos estuvieron circunscritos al terreno del documental. Y para ser la primera película del director japonés no es, precisamente, una película sencilla. De hecho puede hacerse muy cuesta arriba si se va esperando un film más o menos convencional.

El punto de partida: El marido de una joven aparentemente se suicida sin previo aviso ni razón, dejando atrás a su esposa y a un bebé de tres meses.

Y no es que luego ocurra mucho más. Maborosi es una película sobre la tristeza de quien queda, de la nueva forma de ver el mundo, de la falta de comprensión y de la soledad. Es una película fundamentalmente visual, Koreeda compone unos planos que bien pudieran ser pinturas en penumbra. Hay muy poca luz en todo el film, reina la penumbra cuando Yumiko (Makiko Esumi) está presente o cuando ella contempla, es fundamental la oscuridad para contar lo que se quiere. La fotografía de la película no debe haber sido, para nada, sencilla. Y su resultado es excelente y ello a pesar de haber visto una mejorable copia en DVD.

Contrariamente a lo que pudiera parecer, a pesar del poco diálogo que tiene, la película no resulta larga, básicamente porque Koreeda ya perfila en su primer film la maestría que tiene en saber mostrar lo cotidiano. Y sobre todo, saber transmitir al espectador los sentimientos de sus personajes "simplemente" a través de la cotidianeidad de la vida, sin forzar situaciones ni recurrir al melodrama. Dejar que el propio espectador piense en lo que ocurre, sea capaz de captar la esencia de lo que está viendo. A Maborosi solo se le puede achacar, quizás, una excesiva frialdad, y también distanciamiento. La película tiene muy pocos primeros planos y por momentos es excesivamente contemplativa. Si tuviera que elegir solo un par de planos me quedo con aquellos en los que las imágenes de los personajes aparecen reflejados en el agua, los dos nuevos hermanos correteando por el filo de una balsa y el impresionante y alargado plano que tiene lugar casi al final, en el mar.

Habiendo visto casi toda la filmografía de Koreeda pero empezando desde "Dare mo shiranai" (Nadie sabe, 2004) en adelante, es decir, habiendo visto ahora sus primeras películas, es sencillo apreciar que el propio director ha ido evolucionando en sus trabamos hacia un cine más asequible, aunque siempre, cuanto menos, interesante.

7/10 - Buena


______________________________________________________________________________
Hereditary (2018)
Dir.: Ari Aster

La ópera prima de Ari Aster ha resultado ser esta interesante película que, adscrita al género del terror, lo cierto es que no lo es tanto. Intrigante, por lo menos en su primera parte, que es donde se encuentra lo mejor del film, mientras vas encajando las piezas que se van soltando. Es en esta parte donde la película consigue atraer la atención sembrando una cierta inquietud e incertidumbre por conocer lo que en realidad se esconde dentro de esta familia. Como casi siempre ocurre la historia final es sencilla de entender, pero convenientemente troceada, con sus correspondientes despistes, contada sin excesivas trampas, consigue atraer la atención. Lo decepcionante está en el camino que finalmente se decide tomar, cuando la racionalidad se deja de lado. Dentro del género siempre he preferido que se juegue con las ideas o creencias de los personajes y con la locura, que el propio ser humano se basta para generar terror. Sobre todo si se sabe contar, si se sabe mostrar tan bien como aquí ocurre al principio. La segunda mitad de la película gira hacia el convencionalismo y la inquietud que se estaba logrando desaparece. El encaje de todas las piezas para llegar al final me resulta bastante decepcionante. Lo cual no quiere decir que casi todo no esté bien enlazado finalmente, que sí lo está, pero el camino sobrenatural me cansa porque es la vía sencilla, la que requiere menos trabajo creativo y la más vista. No está de más recurrir a un segundo visionado para, conociendo el final, encajar todo lo que se ve, que no todo encaja bien.

En cualquier caso, dentro del género es de lo mejorcito que se puede ver este año. Tiene mucha culpa Toni Collette, actriz que se basta sola para sostener la película. No hubiera estado mal haber mejorado el papel de Gabriel Byrne, lo cierto es que no se sabe muy bien qué hace por la casa.

6/10 - Interesante



________________________________________________________________________________
Ant-Man and the Wasp (2018)
Dir. Peyton Reed

Pues más de lo mismo. Repite Peyton Reed y ofrece exactamente eso, más de lo mismo.
Muchas opiniones hay que dicen que es una película menor dentro del universo de superhéroes de la productora Marvel. Una película que ha costado 160 millones de dólares, un producto menor. Pues vale.

Igual de insulsa que la antecesora de este mismo director. No consigue que me interese lo más mínimo por lo que está pasando, ni siquiera por muy bien envuelto que esté el producto, ya ni siquiera por eso. Y gracias a que Evangeline Lilly consique evitar que coja el mando a distancia, si no es por ella ni la termino de ver. Bueno, también por Michelle Pfeiffer, pero la pena es que sale bien poquito.

El problema es que está todo ya demasiado visto. Repetir y repetir la misma película una y otra vez hace que parezca una especie de episodio random de alguna serie del canal Syfi. Un episodio caro, eso sí.

Debí plantarme en Vengadores: Infinity War, que al menos sí que era buena y, punto a su favor, termina bien.

4/10 - Pasable




______________________________________________________________________________





Nº de películas reseñadas en el blog: 453
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



martes, 30 de octubre de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº C XXIII)

Fecha estelar:-304171.2
_____________________________


Películas reseñadas:

- A Story of Yonosuke (Yokomichi Yonosuke, 2013)
- Den of Thieves (2018)
- Leave no trace (2018)

______________________________________________________________________________
A Story of Yonosuke (Yokomichi Yonosuke, 2013)
Dir. Shûichi Okita

Basada en una novela de Shûichi Yoshida, conformada por una serie de relatos que fueron publicados entre el 2008 y 2009, Yokomichi Yonosuke es una película que podemos encajar en ese género que tan bíen se suele dar en el cine y anime japonés de "recuerdos del ayer". En realidad suele llamarse "recuentos de la vida", pero particularmente prefiero "recuerdos del ayer" por rememorar la obra maestra de Isao Takahata "Omohide Poro Poro" (1991), que en España se tituló de esta manera.

No espere el espectador encontrar en Yokomichi Yonosuke una película en la que ocurra particularmente algo, una trama que se siga o algo parecido. La estructura de la película se encierra en la propia estructura episódica y por entregas de la novela. La historia se desarrolla en Tokio en 1987, donde Yonosuke llega de Nagasaki para estudiar Administración de Empresas en la Universidad Hosei. Un chico de un pueblo costero, de aspecto físico peculiar y con un nombre completo que en Japón puede tener un significado risible, que empieza una nueva vida en Tokio. Comienza su encuentro con diferentes personas y pronto nos damos cuenta de que no estamos presenciando una película sobre Yonosuke, en realidad estamos viendo los recuerdos de las personas que él conoció.

Hay que tener una cierta predisposición, desde luego, para poder ver este tipo de películas. Su duración puede ser considerada excesiva, también que todo transcurre con excesiva lentitud. Sin embargo este ritmo de la película es muy propio de este género que se dedica a mostrar la cotidianeidad y que gusta de incidir mucho en ella. Es por esto que no hay giros relevantes, es una historia de personas normales, Yonosuke es un "chico normal", tal como recuerda en un momento importante de la película su novia de aquellos tiempos, Shoko. No obstante, también es cierto que al espectador Yonosuke no le puede parecer muy normal, y menos la relación que lleva con Shoko. Hay demasiada inocencia, una historia muy simple y naif de amores juveniles.
Lo verdaderamente relevante de la película es que al final de la misma no podemos decir mucho sobre la personalidad del protagonista. Hay una razón narrativa para que él no aparezca en el presente recordando su pasado y de hecho el destino de Yonosuke se conoce mucho antes pues se menciona de pasada. Lo cierto es que lo que presenciamos son los recuerdos entrecruzados de las personas que conocieron a Yonosuke. Son en realidad estos personajes tan importantes en la historia como el propio Yonosuke.

En definitiva, dentro de su género, Yokomichi Yonosuke es una película bastante buena y recomendable.

7/10 - Buena

________________________________________________________________________________
Den of Thieves (2018)
Dir. Christian Gudegast

Generalmente las películas sobre atracos suelen ser entretenidas aunque estén planteadas siempre sobre unas plantillas más o menos estandarizadas. Generar un guion sobre un atraco debe ser muy parecido a la historia que luego se ve en la película. A saber, primero se plantea el atraco minuciosamente, siendo evidente que en la película el proceso debe ser explicado en algún momento con mapas y planos y toda la banda reunida repasando el plan. Lo complicado viene luego, cuando se sabe que el atraco en sí tiene una duración limitada y hay que montar una historia en torno al mismo.

En el caso de "Den of Thieves" parece evidente que el debutante en la dirección, Christian Gudegast, se ha fijado en Heat (1991) de Michael Mann. En sus líneas básicas la película corre paralela a la de Mann, correspondiento el papel del policía a Gerard Butler y el papel de ladrón a Pablo Schreiber. Evidentemente ambos actores no son ni Paccino ni De Niro, aunque ciertamente tampoco son lo peor de la película. Y ello a pesar de que en ocasiones, sobre todo físicamente, da la sensación de que Butler quiere imitar a Russell Crowe. Desde luego que por el tamaño y el aspecto sí que se parece.

Lo que ocurre es que "Den of Thieves" solo imita, porque ni se acerca un poco a la película de Mann. Para rellenar metraje se plantea una situación familiar del protagonista que no se sabe para qué puñetas sirve en la historia más allá de alargar la película innecesariamente. Le sobra más de media hora. Los tiroteos son cosa aparte. En Heat podemos ver uno de los mejores tiroteos urbanos que se han filmado nunca. El correspondiente aquí es en una autopista. Bastante irreal cuando, como por arte de birlibirloque, han desaparecido todos los ocupantes de los coches. Son cosas que te sacan de la película. Como también te saca, una vez pasado el atraco, la previsibilidad del final y la necesidad de explicar la última ocurrencia para así guardar una sopresa. Pero no cuela.

Un poco de bastante más mala leche, menos chulerías de Butler y nada de cuestiones familiares y habría resultado un buen film. Se deja ver a pesar de todo.

5/10 - Pasable



________________________________________________________________________________
Leave no trace (2018)
Dir.: Debra Granik

El punto de partida: un padre y su hija de 13 años viven voluntariamente aislados en un parque nacional de Portland, Oregon. En ocasiones visitan la ciudad para coger algunas provisiones imprescindibles, aunque se muestran como autosuficientes en su vida en el bosque. Sin embargo, y a pesar de sus esfuerzos por no ser descubiertos, un error les lleva a ser detenidos por la policía.

No es "Leave no trace" una película que quiera explicar la situación de los protagonistas, ni quiera profundizar o dar sentido a lo que están haciendo. No hay preámbulo alguno y desde el principio la película pasa a mostrar los días o meses clave de la historia de estos dos personajes viviendo juntos. Eso sí, se van dejando algunas pistas por el camino, no demasiadas aunque sí más que suficientes, para que el propio espectador se vaya imaginando un poco de la historia de este padre y de su hija que han decidido alejarse de todo contacto humano, sobre todo por parte del padre. La complicidad que muestran los dos, el saber mostrarla sin necesidad de explicar y hablar, es uno de los puntos fuertes del film. Mi problema con la película ha sido, principalmente, el darme cuenta bastante tarde de que el film no iba a ir por el camino de pararse un momento y aclarar cosas, o el camino que finalmente te lleva hacia alguna trama escondida que acabará por salir a la luz. La realidad es que no es así. Como realmente no ocurre nada más que lo que se está viendo, sin trampa ni nada raro escondido, un segundo visionado puede hacer que la película mejore.

En cualquier caso el trasfondo de la historia, más bien la falta del mismo, hace cojear a la película en algunos aspectos, que se mencionan muy de pasada (la madre, que se menciona en un momento, es un claro ejemplo). Son cosas a las que ciertamente no favorece el supuesto "minimalismo" de la forma de contar. Aparte de algún componente demasiado irreal como la no existencia de maldad alguna en ninguno de los personajes que vemos pulular por la película, ni en funcionarios, policía, ni en vecinos, en absolutamente nadie.

Eso sí, la falta de dialogo se suple con creces en la interpretación de Ben Foster, inquietante en todo momento hasta que no sabes el motivo de su aflicción, e incluso sabiendo. Y muy especialmente la interpretación de la joven Thomasin McKenzie que sabe mostrar tanto el apoyo a su padre como las propias dudas de su propia situación. Entre los dos sostienen, desde luego, una película que sin estas interpretaciones habría sido demasiado plomiza.

La soledad por elección tiene tantos motivos como mentes hay que la eligen.

6/10 - Interesante




______________________________________________________________________________





Nº de películas reseñadas en el blog: 450
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



martes, 23 de octubre de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº C XXII)

Fecha estelar:-304190.4
_____________________________


Películas reseñadas:

- Jurassic World: el reino caído (2018)
- Perturbada (2018)
- Euthanizer (Armomurhaaja, 2017)


______________________________________________________________________________
Jurassic World: el reino caído (2018)
Dir. J. A. Bayona

La sorpresa fue la primera película, que es lo que ocurre en la mayoría de las sagas o series. Hay algunas excepciones donde se pueden encontrar buenas segundas partes, pero llegar a la quinta o sexta película y esperar encontrar el descubrimiento cinematográfico del año, pues que va a ser que no. Y si Jurassic Park resultó un “sorpresón” fue por el momento en que apareció. Se presenta hoy día una película así y no llama la atención como lo hizo el film de Spielberg en 1993, más que nada por la saturación de películas de fantasía y ciencia ficción con proliferación de efectos especiales y digitales. Ya hay poco asombro por este lado porque se ha visto de todo, pero en 1993 la sorpresa fue mayúscula para lo poco que podía hacer por entonces. Dese luego la maestría de Spielberg también contaba, y mucho. Cuatro años después, en 1997, el propio Spielberg retomó a los dinosaurios y el resultado ya no fue el mismo. Ya no había sorpresa, ni terror o inquietud. La película (que particularmente me gusta bastante) se encaminaba entonces hacia la acción y el desorden. Es, más o menos, lo que le ocurre a esta segunda parte de Jurasic World, una película que da la sensación que corre bastante paralela a aquel “El mundo perdido” de Spielberg. De hecho es que básicamente ocurre lo mismo en las dos películas hasta llegar a su último tercio donde cada una lleva el desmadre por su propio camino.

El “Jurassic World: el reino caído” de J. A. Bayona es un buen pasarratos, una película muy bien hecha y realizada. Ahora bien, no le pidas coherencia a la historia que no la tiene. No pasan ni cinco minutos y ya aparecen dos personajes de relleno, que están para cubrir cuota, de los que solo deseas su despiece con sangre y vísceras por parte de un T-rex. Desde luego son mis deseos, porque particularmente estoy hasta las narices de la puñetera corrección, de las cuotas, de los personajes arquetípicos que conllevan y de sus frases hechas. Menos mal que salen poco, pero son insufribles oiga. Sin embargo el personaje infantil, con el miedo que puede dar la presencia en la película de otra niña coñona,..., pues no, que cumple bastante bien.

La historia que se monta en Jurassic World es un despropósito, tal como también ocurrió con la segunda parte de la película original donde a Spielberg le entraron ganas de mostrar dinosaurios en entornos urbanos. Más vale no atender a lo que te están contando. Vista así, la película tiene algunos momentos brillantes resultando al final que la película es como un despropósito con buenos momentos. La parte de la isla es, desde luego, lo mejor, tanto visualmente como por la acción que se plantea. Pero la película se sale, para mi gusto, muy pronto de la isla. Es entonces cuando el despiporre y el sinsentido se desata. Pues bien, a pesar del desorden y el desconcierto, hay algunos momentos, algunos planos y enfoques que resultan buenos por lo imaginativos que son. El momento que empieza con un dinosaurio raro que baja por un tejado es bastante bueno. Del motivo de la rareza del dinosaurio, mejor no preguntar.

Insisto, la historia es un despropósito lleno de incongruencias, personajes que se olvidan y que luego aparecen de repente sin saber cómo lo hacen. Con una historia bastante mala solo te puedes quedar con algunos momentos y con lo bien realizada que está a nivel de efectos especiales y digitales. Si al menos tuviera sangre, mucha sangre, si al menos tuviera mala leche, mucha más mala leche, la película habría ganado muchos enteros. Pero ni una gota oiga, ni una gota. Prima el negocio y la taquilla que, por lo visto, solo se consigue si las “happy familys” pueden acudir completas a la sala para ver desmembramientos asépticos, las roturas de maniquí y los engullidos sin salsa. El puñetero PG-13 es obligado, que son muchas entradas como demuestra el pastón que ha ganado la película.

Un buen pasarratos y a otra cosa.
5/10 - Pasable



________________________________________________________________________________
Perturbada (2018)
Dir. Steven Soderbergh

Parece que a Steven Soderbergh le da por innovar y se lanza a “rodar” una película con un teléfono móvil de la marca que casi siempre sale en las películas, que para eso paga. Pues la verdad es que se nota, despista y distrae. Si no hubiera conocido el detalle, en un buen número de ocasiones acabaría preguntándome el motivo de los encuadres, la deformación de la imagen, el poco juego de iluminación y la poca calidad fotográfica, sobre todo en la oscuridad. Pero, supongo, lo importante aquí es indicar en la sinopsis cómo se ha rodado la película para, o bien alabar el trabajo que se puede llegar a hacer con un ordenador de bolsillo y una aplicación, o bien para intentar salvar el trabajo porque cualquier crítica a la calidad se puede salvar si resulta que nos hemos gastado cuatro duros. Que en realidad no son tan cuatro, que se han gastado 1,5 millones de dólares en una película rodada en diez días. Como ha recaudado diez veces lo gastado el éxito de la inversión es indiscutible.

Si se hubiera rodado de una forma más convencional, ¿sería mejor película? Pues posiblemente, pero no mucho mejor porque la otra parte por donde patina el producto es por la historia que se cuenta. Claramente de más a menos, pero mucho menos. Y eso que no es que el arranque de la película te atrape, desde luego que no es el caso, pero mientras el asunto gira en torno a la locura o no de la protagonista todo va por buen camino. Después, hacia mitad de metraje, la realidad se revela y el giro de la película te encamina hacia la pérdida de interés, por trillado. Eso sí, sensaciones de tensión o claustrofóbicas las justas, ninguna.



4/10 - Regular



________________________________________________________________________________
Euthanizer (Armomurhaaja, 2017)
Dir. Teemu Nikki

Extraña, por decir algo, producción finlandesa de bajo presupuesto. Pero solo es en la primera parte de la película porque después la deriva es muy convencional y decepciona bastante. Ahora bien, al principio el planteamiento de esta historia sobre una persona amante de los animales (lo sospechamos) que se dedica a practicar la eutanasia ilegal a las mascotas es, cuanto menos, intrigante. Desde luego la inquietante cara impasible del protagonista, que no sabes si te va a pegar una ostia, un tiro o un abrazo, es parte del aliciente para seguir con la historia. Tampoco es que sea muy larga, solo son 80 minutos.

Después aparece una enfermera, y unos tipos (tipología neonazi, que no se puede ser más estándar) que le van a terminar por tocar los cojo...., y entonces la película deja de ser interesante. Eso sí, todo muy nórdico, bastante frío.

5/10 - Pasable





______________________________________________________________________________





Nº de películas reseñadas en el blog: 447
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



lunes, 15 de octubre de 2018

Noticias de Vulcano

Fecha estelar: -304211.3
____________________________


La tercera entrega de la serie de entradas de este blog dedicadas a describir algunos planetas o satélites de ficción y su ubicación real en el cielo terrestre, está dedicada al planeta Vulcano. En dicha entrada, aparte de mencionar brevemente las características del antiguamente hipotético y actualmente inexistente  planeta Vulcano del sistema solar, situado entre la órbita de Mercurio y el Sol, también se describe la ubicación del sistema estelar en el que se encuentra el planeta, el propio sistema estelar en sí y, finalmente, una descripción del planeta de acuerdo con lo que sabemos del mismo a través de toda la saga de Star Trek. Si desea saber más puede acceder a dicha entrada pinchando aquí.

La estrella en torno a la cual gira el planeta Vulcano es 40 Eridani A. Estos días esta estrella ha sido noticia en la prensa generalista porque, precisamente, se ha detectado un planeta en torno a la misma. Todas las alarmas en el mundo trekkie saltaron, motivo por el cual la noticia ha alcanzado cierta relevancia. Se han podido leer, por poner un par de ejemplos, titulares como "Astrónomos estadounidenses descubren el planeta del Sr. Spock" o "Identifican un nuevo planeta con el Vulcano de Spock en Star Trek".

Pues bien, como en estas entradas de este blog sobre planetas de ficción se describen dichos planetas imaginados y también se analizan los datos reales que se tienen sobre sus estrellas, su posición y sus entornos, se hace necesario ampliar la entrada dedicada al planeta Vulcano con toda la nueva información disponible. Eso sí, toda la información que aparece en esta entrada son datos reales, nada de ficción. 

Imagen de la constelación de Eridanus desde San Felipe, Chile
Fotografía de Pablo Gómez el 17/3/2018
http://www.eluniversohoy.net/imagen-de-la-constelacion-de-eridanus-desde-san-felipe-chile/
La parte más reconocible es Orión, justo en la esquina superior derecha.
La flecha indica cuál es el sistema estelar 40 Eridani. En esa estrella está el planeta Vulcano


El planeta ha sido descubierto dentro del proyecto Dharma Planet Survey. En el episodio 182 del podcast Coffee Break: Señal y Ruido (un podcast que hay que recomendar desde ya) se leyeron la fuente original del descubrimiento y comentaron el mismo. Casi todo el contenido que aparece a continuación es un resumen de lo comentado en dicho podcast.

En realidad Dharma Planet Survey es un telescopio automático de cincuenta pulgadas situado en Arizona. Este telescopio está midiendo cómo se desplaza la luz, en realidad, las líneas del espectro, de una serie de estrellas muy brillantes cercanas a nuestro Sol y una de esas estrellas es HD26965, que es la denominación que se le da a 40 Eridiani A. Por tanto, se trata de una observación espectrofotométrica de la luz de la estrella.

HD26965 es una estrella muy brillante, de magnitud 4, es decir, se puede ver a simple vista. Tal como se dijo en la entrada dedicada a Vulcano, es un sistema formado por tres estrellas, un sistema triple. El sistema de medida de la luz espectral del telescopio puede monitorizar las estrellas continuamente de manera que pueden ver cómo se desplazan las líneas en el espectro de luz, es decir, ver cómo se desplazan con el tiempo los valores de las longitudes de onda de las líneas espectrales. Estos desplazamientos hacia el azul o hacia el rojo de las líneas espectrales se detectan por comparación con los espectros de emisión/absorción obtenidos en el laboratorio para elementos químicos concretos.

Como hipótesis para explicar los desplazamientos de las líneas espectrales se plantea que pueden deberse a que la estrella tiene planetas alrededor ya que estos provocan que la estrella se esté balanceando respecto del centro de masas común del sistema, con la consiguiente oscilación de su luz. Los datos de la perturbación de la luz de la estrella son coherentes con la existencia de un planeta gigante de unas 8,47 masas terrestres. Puede ser incluso más grande. 

Superficie de Vulcano
Imagen de Star Trek: The Motion Picture (1979)
 
Este método no aporta datos sobre cómo es el planeta. La existencia del planeta es una posibilidad, pero no es la única. Otra posibilidad, sin tener planetas, es que estas perturbaciones se deban a los campos magnéticos que se generan por la actividad estelar. Desde un punto de vista trekkie, esta posibilidad no mola. La estrella es parecida al Sol, enana tipo K. Siendo su tamaño un 80% el de nuestro Sol, la estrella es más fría que la nuestra. Tiene un ciclo magnético de 10 años. Las manchas (solares) que se generan en los ciclos magnéticos de estas estrellas pueden ser también las responsables de los desplazamientos hacia el rojo o el azul de las líneas espectrales.
Se ha observado que la perturbación del espectro de la estrella tiene un periodo de unos cuarenta y dos días. Los autores apuestan por la hipótesis del planeta porque han observado que el ciclo de aumento de manchas y disminución de las mismas es independiente del ciclo de la perturbación.

Con este telescopio no han podido observar otras técnicas como la disminución de la luz de la estrella al pasar el planeta por delante de la misma, técnica que podría resolver dudas. Se precisan más observaciones fotométricas con telescopios más potentes aunque también es posible que el planeta no transite por delante de la estrella y el método fotométrico no sirva. Para que se considere que es un exoplaneta alrededor de la estrella debe ser detectado por, al menos, dos métodos diferentes.


Finalmente, el hipotético planeta podría ser un gigante gaseoso como Júpiter, Saturno, Urano o Neptuno. El motivo es su gran masa. Ahora bien, tal como ocurre en nuestro sistema solar, los gigantes gaseosos son planetas con multitud de satélites. Como resulta que este planeta está dentro de la zona de habitabilidad de la estrella, todavía podría ser que Vulcano sea en realidad una luna de dicho planeta.









Se hace necesario enviar una señal de radio al planeta de contenido más que evidente:

Saludos Vulcanianos.
Larga vida y prosperidad.




.




.

martes, 2 de octubre de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº CXXI)

Fecha estelar: -304247.9
_____________________________


Películas reseñadas:

- Andoromeda Sutoriizu (Andromeda Stories, 1982)
- Outrage Coda (Autoreiji saishusho, 2017)
- Ghostland (2018)


______________________________________________________________________________
Andoromeda Sutoriizu (Andromeda Stories, 1982)
Dir. Masamitsu Sasaki

En el mundo del manga viejuno, y de su correspondiente anime, siempre es bueno encontrarse de pronto con algún producto estimable e interesante que ha pasado desapercibido con el transcurso del tiempo (al menos en mi caso). Eso sí, siempre visto con la perspectiva temporal porque este tipo de animes sí que son hijos de su tiempo.

Andromeda Stories fue un manga publicado entre 1980 y 1982 y escrito por Ryu Mitsuse, novelista y escritor de ciencia ficción. Está dibujado por Keiko Takemiya. Fueron tres tomos que se resumieron bastante en este anime de 84 minutos dirigido por Masamitsu Sasaki. Se trata de un Shōnen de ciencia ficción con muchos robots, seres biónicos y rebelión de las máquinas. Una historia que fue primero en estos productos, pero que luego se ha visto, salvando las distancias, en muchos otros como la asimilación Borg en Star Trek, o el predominio de las máquinas en Matrix, por poner unos ejemplos.

El estilo de animación es el que corresponde a estos años, no se le puede pedir mucho, ni tampoco es necesario. Los estilos y diseños son muy parecidos a otros productos de por entonces, como el Cobra de Osamu Dezaki o a la serie Ulises 31. Por otra parte, la historia básica está está bastante bien no siendo nada infantil por un extremo, ni tampoco, por el otro extremo, nada profunda. Se ven muertes y desmembramientos sin problema, también un semidesnudo que debía ser, en la época, parte de la atracción (mucho más marcado esto en Cobra) y que hoy queda como muy blanco, puramente naif. Más raro es el final, como contaré en la parte de spoiler. Eso sí, aquí todo va como un tiro y la cantidad de cosas que ocurren en ochenta minutos es ingente, a veces agotadora. El resultado es que hay poca profundidad, siendo una historia que daba más para una serie.

.....................
Spoiler

Todo lo que diré a partir de ahora puede ser solo fruto de mi imaginación enfermiza.
Juega bastante la película con la insinuación del amor materno-filial. Y no solo eso, al final de la película los dos hermanos gemelos, hermano y hermana, huyen solos del planeta y de la galaxia acabando finalmente en la Tierra cuando no había vida en ella. Y son ellos los que van a sembrar la vida en la Tierra, hermano y hermana, gemelos, Adán y Eva.... no digo más.... Menos mal que en los títulos de crédito "parece" que se nos indica que son los restos de sus cuerpos los que dan lugar a la vida en la Tierra al surgir de ellos las primeras células.

7/10 - Buena


________________________________________________________________________________
Outrage Coda (Autoreiji saishusho, 2017)
Dir. Takeshi Kitano

Takeshi Kitano cierra su trilogía sobre la yakuza iniciada en 2010 con Outrage y continuada en 2012 con Outrage Beyond. Si bien es cierto es que poco después de la segunda parte se estuvo pensando en una continuación, han tenido que pasar 5 años para que esa continuación saliera adelante. Tampoco es que fuera una película necesaria Outrage Beyond está bien cerrada. Son ganas de estirar el chicle.

Outrage Coda es bastante inferior a las dos películas que le preceden. Para mí resulta interesante por puro afán completista de la serie y porque no puedo ser imparcial con este director japonés. Es evidente que desde Zatoichi (2003) las películas de Kitano parecen menores, aunque, en mi opinión, no sea esto cierto en la mayoría de los casos. Desde luego con las dos primeras entregas de Outrage no es así. En ellas Kitano vuelve a hacer lo que mejor sabe o lo que mejor resultado le ha dado, mafia, crímen, yakuzas y violencia seca. En este sentido, aunque con un tono de comedia, Kitano ya nos indicó en su penúltima película hasta ahora, Ryuzo and his Seven Henchmen (2015) que en el asunto de yakuzas se está haciendo viejo. Lo cierto es que Outrage Coda parece ciertamente la confirmación, una película a la que se nota el cansancio, las ganas de terminar con el asunto.

Para afrontar la película es necesario recordar lo ocurrido en la anterior porque la ensalada de nombres y clanes se da por conocida. Una primera parte muy expositiva de la situación cinco años después y una segunda parte donde Otomo lo resuelve todo. No se ha molestado mucho Kitano en dar complejidad al asunto. Eso si, es un placer ver a Kitano/Otomo cargarse gente.

6/10 - Interesante





________________________________________________________________________________
Ghostland (2018)
Dir.: Pascal Laugier

Género de terror, asaltos a casas, realidades inventadas, muchos ruidos supuestamente inesperados, muchos más gritos y gritos, una casa con menos luz que una osera y con un gusto muy peculiar en la decoración. Una mezcolanza de todo para una historia sencilla que se deconstruye para guardar un mínimo interés. Y poco más.

Y la verdad es que entre bostezo y bostezo, fruto de que me importa una mi.... lo que está ocurriendo, la película termina. Gracias a Dios que solo dura 90 minutos. Tengo un problema con el cine de terror, si es que a esto que acabo de ver se le puede llamar cine de terror, terror psicológico o como se le quiera llamar. Cuando prefiero estar del lado del Marylin Manson este que sale por aquí en lugar de las protagonistas es que debo tener un problema. Lo que ocurre es que no se sabe nada de estos asaltadores, son una simple excusa para mostrar..., no sé, ¿sadismo? ¿perversión? ¿gritos?... desde luego terror poco.

4/10 - Regular




______________________________________________________________________________





Nº de películas reseñadas en el blog: 444
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -