martes, 6 de noviembre de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº C XXIV)

Fecha estelar:-304152.1
_____________________________


Películas reseñadas:

- Maboroshi no hikari (1995)
- Hereditary (2018)
- Ant-Man and the Wasp (2018)



________________________________________________________________________________

Maboroshi no hikari (1995)
Dir.: Hirokazu Koreeda

Maborosi se puede considerar la primera película de Koreeda pues anteriormente sus trabajos estuvieron circunscritos al terreno del documental. Y para ser la primera película del director japonés no es, precisamente, una película sencilla. De hecho puede hacerse muy cuesta arriba si se va esperando un film más o menos convencional.

El punto de partida: El marido de una joven aparentemente se suicida sin previo aviso ni razón, dejando atrás a su esposa y a un bebé de tres meses.

Y no es que luego ocurra mucho más. Maborosi es una película sobre la tristeza de quien queda, de la nueva forma de ver el mundo, de la falta de comprensión y de la soledad. Es una película fundamentalmente visual, Koreeda compone unos planos que bien pudieran ser pinturas en penumbra. Hay muy poca luz en todo el film, reina la penumbra cuando Yumiko (Makiko Esumi) está presente o cuando ella contempla, es fundamental la oscuridad para contar lo que se quiere. La fotografía de la película no debe haber sido, para nada, sencilla. Y su resultado es excelente y ello a pesar de haber visto una mejorable copia en DVD.

Contrariamente a lo que pudiera parecer, a pesar del poco diálogo que tiene, la película no resulta larga, básicamente porque Koreeda ya perfila en su primer film la maestría que tiene en saber mostrar lo cotidiano. Y sobre todo, saber transmitir al espectador los sentimientos de sus personajes "simplemente" a través de la cotidianeidad de la vida, sin forzar situaciones ni recurrir al melodrama. Dejar que el propio espectador piense en lo que ocurre, sea capaz de captar la esencia de lo que está viendo. A Maborosi solo se le puede achacar, quizás, una excesiva frialdad, y también distanciamiento. La película tiene muy pocos primeros planos y por momentos es excesivamente contemplativa. Si tuviera que elegir solo un par de planos me quedo con aquellos en los que las imágenes de los personajes aparecen reflejados en el agua, los dos nuevos hermanos correteando por el filo de una balsa y el impresionante y alargado plano que tiene lugar casi al final, en el mar.

Habiendo visto casi toda la filmografía de Koreeda pero empezando desde "Dare mo shiranai" (Nadie sabe, 2004) en adelante, es decir, habiendo visto ahora sus primeras películas, es sencillo apreciar que el propio director ha ido evolucionando en sus trabamos hacia un cine más asequible, aunque siempre, cuanto menos, interesante.

7/10 - Buena


______________________________________________________________________________
Hereditary (2018)
Dir.: Ari Aster

La ópera prima de Ari Aster ha resultado ser esta interesante película que, adscrita al género del terror, lo cierto es que no lo es tanto. Intrigante, por lo menos en su primera parte, que es donde se encuentra lo mejor del film, mientras vas encajando las piezas que se van soltando. Es en esta parte donde la película consigue atraer la atención sembrando una cierta inquietud e incertidumbre por conocer lo que en realidad se esconde dentro de esta familia. Como casi siempre ocurre la historia final es sencilla de entender, pero convenientemente troceada, con sus correspondientes despistes, contada sin excesivas trampas, consigue atraer la atención. Lo decepcionante está en el camino que finalmente se decide tomar, cuando la racionalidad se deja de lado. Dentro del género siempre he preferido que se juegue con las ideas o creencias de los personajes y con la locura, que el propio ser humano se basta para generar terror. Sobre todo si se sabe contar, si se sabe mostrar tan bien como aquí ocurre al principio. La segunda mitad de la película gira hacia el convencionalismo y la inquietud que se estaba logrando desaparece. El encaje de todas las piezas para llegar al final me resulta bastante decepcionante. Lo cual no quiere decir que casi todo no esté bien enlazado finalmente, que sí lo está, pero el camino sobrenatural me cansa porque es la vía sencilla, la que requiere menos trabajo creativo y la más vista. No está de más recurrir a un segundo visionado para, conociendo el final, encajar todo lo que se ve, que no todo encaja bien.

En cualquier caso, dentro del género es de lo mejorcito que se puede ver este año. Tiene mucha culpa Toni Collette, actriz que se basta sola para sostener la película. No hubiera estado mal haber mejorado el papel de Gabriel Byrne, lo cierto es que no se sabe muy bien qué hace por la casa.

6/10 - Interesante



________________________________________________________________________________
Ant-Man and the Wasp (2018)
Dir. Peyton Reed

Pues más de lo mismo. Repite Peyton Reed y ofrece exactamente eso, más de lo mismo.
Muchas opiniones hay que dicen que es una película menor dentro del universo de superhéroes de la productora Marvel. Una película que ha costado 160 millones de dólares, un producto menor. Pues vale.

Igual de insulsa que la antecesora de este mismo director. No consigue que me interese lo más mínimo por lo que está pasando, ni siquiera por muy bien envuelto que esté el producto, ya ni siquiera por eso. Y gracias a que Evangeline Lilly consique evitar que coja el mando a distancia, si no es por ella ni la termino de ver. Bueno, también por Michelle Pfeiffer, pero la pena es que sale bien poquito.

El problema es que está todo ya demasiado visto. Repetir y repetir la misma película una y otra vez hace que parezca una especie de episodio random de alguna serie del canal Syfi. Un episodio caro, eso sí.

Debí plantarme en Vengadores: Infinity War, que al menos sí que era buena y, punto a su favor, termina bien.

4/10 - Pasable




______________________________________________________________________________





Nº de películas reseñadas en el blog: 453
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



martes, 30 de octubre de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº C XXIII)

Fecha estelar:-304171.2
_____________________________


Películas reseñadas:

- A Story of Yonosuke (Yokomichi Yonosuke, 2013)
- Den of Thieves (2018)
- Leave no trace (2018)

______________________________________________________________________________
A Story of Yonosuke (Yokomichi Yonosuke, 2013)
Dir. Shûichi Okita

Basada en una novela de Shûichi Yoshida, conformada por una serie de relatos que fueron publicados entre el 2008 y 2009, Yokomichi Yonosuke es una película que podemos encajar en ese género que tan bíen se suele dar en el cine y anime japonés de "recuerdos del ayer". En realidad suele llamarse "recuentos de la vida", pero particularmente prefiero "recuerdos del ayer" por rememorar la obra maestra de Isao Takahata "Omohide Poro Poro" (1991), que en España se tituló de esta manera.

No espere el espectador encontrar en Yokomichi Yonosuke una película en la que ocurra particularmente algo, una trama que se siga o algo parecido. La estructura de la película se encierra en la propia estructura episódica y por entregas de la novela. La historia se desarrolla en Tokio en 1987, donde Yonosuke llega de Nagasaki para estudiar Administración de Empresas en la Universidad Hosei. Un chico de un pueblo costero, de aspecto físico peculiar y con un nombre completo que en Japón puede tener un significado risible, que empieza una nueva vida en Tokio. Comienza su encuentro con diferentes personas y pronto nos damos cuenta de que no estamos presenciando una película sobre Yonosuke, en realidad estamos viendo los recuerdos de las personas que él conoció.

Hay que tener una cierta predisposición, desde luego, para poder ver este tipo de películas. Su duración puede ser considerada excesiva, también que todo transcurre con excesiva lentitud. Sin embargo este ritmo de la película es muy propio de este género que se dedica a mostrar la cotidianeidad y que gusta de incidir mucho en ella. Es por esto que no hay giros relevantes, es una historia de personas normales, Yonosuke es un "chico normal", tal como recuerda en un momento importante de la película su novia de aquellos tiempos, Shoko. No obstante, también es cierto que al espectador Yonosuke no le puede parecer muy normal, y menos la relación que lleva con Shoko. Hay demasiada inocencia, una historia muy simple y naif de amores juveniles.
Lo verdaderamente relevante de la película es que al final de la misma no podemos decir mucho sobre la personalidad del protagonista. Hay una razón narrativa para que él no aparezca en el presente recordando su pasado y de hecho el destino de Yonosuke se conoce mucho antes pues se menciona de pasada. Lo cierto es que lo que presenciamos son los recuerdos entrecruzados de las personas que conocieron a Yonosuke. Son en realidad estos personajes tan importantes en la historia como el propio Yonosuke.

En definitiva, dentro de su género, Yokomichi Yonosuke es una película bastante buena y recomendable.

7/10 - Buena

________________________________________________________________________________
Den of Thieves (2018)
Dir. Christian Gudegast

Generalmente las películas sobre atracos suelen ser entretenidas aunque estén planteadas siempre sobre unas plantillas más o menos estandarizadas. Generar un guion sobre un atraco debe ser muy parecido a la historia que luego se ve en la película. A saber, primero se plantea el atraco minuciosamente, siendo evidente que en la película el proceso debe ser explicado en algún momento con mapas y planos y toda la banda reunida repasando el plan. Lo complicado viene luego, cuando se sabe que el atraco en sí tiene una duración limitada y hay que montar una historia en torno al mismo.

En el caso de "Den of Thieves" parece evidente que el debutante en la dirección, Christian Gudegast, se ha fijado en Heat (1991) de Michael Mann. En sus líneas básicas la película corre paralela a la de Mann, correspondiento el papel del policía a Gerard Butler y el papel de ladrón a Pablo Schreiber. Evidentemente ambos actores no son ni Paccino ni De Niro, aunque ciertamente tampoco son lo peor de la película. Y ello a pesar de que en ocasiones, sobre todo físicamente, da la sensación de que Butler quiere imitar a Russell Crowe. Desde luego que por el tamaño y el aspecto sí que se parece.

Lo que ocurre es que "Den of Thieves" solo imita, porque ni se acerca un poco a la película de Mann. Para rellenar metraje se plantea una situación familiar del protagonista que no se sabe para qué puñetas sirve en la historia más allá de alargar la película innecesariamente. Le sobra más de media hora. Los tiroteos son cosa aparte. En Heat podemos ver uno de los mejores tiroteos urbanos que se han filmado nunca. El correspondiente aquí es en una autopista. Bastante irreal cuando, como por arte de birlibirloque, han desaparecido todos los ocupantes de los coches. Son cosas que te sacan de la película. Como también te saca, una vez pasado el atraco, la previsibilidad del final y la necesidad de explicar la última ocurrencia para así guardar una sopresa. Pero no cuela.

Un poco de bastante más mala leche, menos chulerías de Butler y nada de cuestiones familiares y habría resultado un buen film. Se deja ver a pesar de todo.

5/10 - Pasable



________________________________________________________________________________
Leave no trace (2018)
Dir.: Debra Granik

El punto de partida: un padre y su hija de 13 años viven voluntariamente aislados en un parque nacional de Portland, Oregon. En ocasiones visitan la ciudad para coger algunas provisiones imprescindibles, aunque se muestran como autosuficientes en su vida en el bosque. Sin embargo, y a pesar de sus esfuerzos por no ser descubiertos, un error les lleva a ser detenidos por la policía.

No es "Leave no trace" una película que quiera explicar la situación de los protagonistas, ni quiera profundizar o dar sentido a lo que están haciendo. No hay preámbulo alguno y desde el principio la película pasa a mostrar los días o meses clave de la historia de estos dos personajes viviendo juntos. Eso sí, se van dejando algunas pistas por el camino, no demasiadas aunque sí más que suficientes, para que el propio espectador se vaya imaginando un poco de la historia de este padre y de su hija que han decidido alejarse de todo contacto humano, sobre todo por parte del padre. La complicidad que muestran los dos, el saber mostrarla sin necesidad de explicar y hablar, es uno de los puntos fuertes del film. Mi problema con la película ha sido, principalmente, el darme cuenta bastante tarde de que el film no iba a ir por el camino de pararse un momento y aclarar cosas, o el camino que finalmente te lleva hacia alguna trama escondida que acabará por salir a la luz. La realidad es que no es así. Como realmente no ocurre nada más que lo que se está viendo, sin trampa ni nada raro escondido, un segundo visionado puede hacer que la película mejore.

En cualquier caso el trasfondo de la historia, más bien la falta del mismo, hace cojear a la película en algunos aspectos, que se mencionan muy de pasada (la madre, que se menciona en un momento, es un claro ejemplo). Son cosas a las que ciertamente no favorece el supuesto "minimalismo" de la forma de contar. Aparte de algún componente demasiado irreal como la no existencia de maldad alguna en ninguno de los personajes que vemos pulular por la película, ni en funcionarios, policía, ni en vecinos, en absolutamente nadie.

Eso sí, la falta de dialogo se suple con creces en la interpretación de Ben Foster, inquietante en todo momento hasta que no sabes el motivo de su aflicción, e incluso sabiendo. Y muy especialmente la interpretación de la joven Thomasin McKenzie que sabe mostrar tanto el apoyo a su padre como las propias dudas de su propia situación. Entre los dos sostienen, desde luego, una película que sin estas interpretaciones habría sido demasiado plomiza.

La soledad por elección tiene tantos motivos como mentes hay que la eligen.

6/10 - Interesante




______________________________________________________________________________





Nº de películas reseñadas en el blog: 450
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



martes, 23 de octubre de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº C XXII)

Fecha estelar:-304190.4
_____________________________


Películas reseñadas:

- Jurassic World: el reino caído (2018)
- Perturbada (2018)
- Euthanizer (Armomurhaaja, 2017)


______________________________________________________________________________
Jurassic World: el reino caído (2018)
Dir. J. A. Bayona

La sorpresa fue la primera película, que es lo que ocurre en la mayoría de las sagas o series. Hay algunas excepciones donde se pueden encontrar buenas segundas partes, pero llegar a la quinta o sexta película y esperar encontrar el descubrimiento cinematográfico del año, pues que va a ser que no. Y si Jurassic Park resultó un “sorpresón” fue por el momento en que apareció. Se presenta hoy día una película así y no llama la atención como lo hizo el film de Spielberg en 1993, más que nada por la saturación de películas de fantasía y ciencia ficción con proliferación de efectos especiales y digitales. Ya hay poco asombro por este lado porque se ha visto de todo, pero en 1993 la sorpresa fue mayúscula para lo poco que podía hacer por entonces. Dese luego la maestría de Spielberg también contaba, y mucho. Cuatro años después, en 1997, el propio Spielberg retomó a los dinosaurios y el resultado ya no fue el mismo. Ya no había sorpresa, ni terror o inquietud. La película (que particularmente me gusta bastante) se encaminaba entonces hacia la acción y el desorden. Es, más o menos, lo que le ocurre a esta segunda parte de Jurasic World, una película que da la sensación que corre bastante paralela a aquel “El mundo perdido” de Spielberg. De hecho es que básicamente ocurre lo mismo en las dos películas hasta llegar a su último tercio donde cada una lleva el desmadre por su propio camino.

El “Jurassic World: el reino caído” de J. A. Bayona es un buen pasarratos, una película muy bien hecha y realizada. Ahora bien, no le pidas coherencia a la historia que no la tiene. No pasan ni cinco minutos y ya aparecen dos personajes de relleno, que están para cubrir cuota, de los que solo deseas su despiece con sangre y vísceras por parte de un T-rex. Desde luego son mis deseos, porque particularmente estoy hasta las narices de la puñetera corrección, de las cuotas, de los personajes arquetípicos que conllevan y de sus frases hechas. Menos mal que salen poco, pero son insufribles oiga. Sin embargo el personaje infantil, con el miedo que puede dar la presencia en la película de otra niña coñona,..., pues no, que cumple bastante bien.

La historia que se monta en Jurassic World es un despropósito, tal como también ocurrió con la segunda parte de la película original donde a Spielberg le entraron ganas de mostrar dinosaurios en entornos urbanos. Más vale no atender a lo que te están contando. Vista así, la película tiene algunos momentos brillantes resultando al final que la película es como un despropósito con buenos momentos. La parte de la isla es, desde luego, lo mejor, tanto visualmente como por la acción que se plantea. Pero la película se sale, para mi gusto, muy pronto de la isla. Es entonces cuando el despiporre y el sinsentido se desata. Pues bien, a pesar del desorden y el desconcierto, hay algunos momentos, algunos planos y enfoques que resultan buenos por lo imaginativos que son. El momento que empieza con un dinosaurio raro que baja por un tejado es bastante bueno. Del motivo de la rareza del dinosaurio, mejor no preguntar.

Insisto, la historia es un despropósito lleno de incongruencias, personajes que se olvidan y que luego aparecen de repente sin saber cómo lo hacen. Con una historia bastante mala solo te puedes quedar con algunos momentos y con lo bien realizada que está a nivel de efectos especiales y digitales. Si al menos tuviera sangre, mucha sangre, si al menos tuviera mala leche, mucha más mala leche, la película habría ganado muchos enteros. Pero ni una gota oiga, ni una gota. Prima el negocio y la taquilla que, por lo visto, solo se consigue si las “happy familys” pueden acudir completas a la sala para ver desmembramientos asépticos, las roturas de maniquí y los engullidos sin salsa. El puñetero PG-13 es obligado, que son muchas entradas como demuestra el pastón que ha ganado la película.

Un buen pasarratos y a otra cosa.
5/10 - Pasable



________________________________________________________________________________
Perturbada (2018)
Dir. Steven Soderbergh

Parece que a Steven Soderbergh le da por innovar y se lanza a “rodar” una película con un teléfono móvil de la marca que casi siempre sale en las películas, que para eso paga. Pues la verdad es que se nota, despista y distrae. Si no hubiera conocido el detalle, en un buen número de ocasiones acabaría preguntándome el motivo de los encuadres, la deformación de la imagen, el poco juego de iluminación y la poca calidad fotográfica, sobre todo en la oscuridad. Pero, supongo, lo importante aquí es indicar en la sinopsis cómo se ha rodado la película para, o bien alabar el trabajo que se puede llegar a hacer con un ordenador de bolsillo y una aplicación, o bien para intentar salvar el trabajo porque cualquier crítica a la calidad se puede salvar si resulta que nos hemos gastado cuatro duros. Que en realidad no son tan cuatro, que se han gastado 1,5 millones de dólares en una película rodada en diez días. Como ha recaudado diez veces lo gastado el éxito de la inversión es indiscutible.

Si se hubiera rodado de una forma más convencional, ¿sería mejor película? Pues posiblemente, pero no mucho mejor porque la otra parte por donde patina el producto es por la historia que se cuenta. Claramente de más a menos, pero mucho menos. Y eso que no es que el arranque de la película te atrape, desde luego que no es el caso, pero mientras el asunto gira en torno a la locura o no de la protagonista todo va por buen camino. Después, hacia mitad de metraje, la realidad se revela y el giro de la película te encamina hacia la pérdida de interés, por trillado. Eso sí, sensaciones de tensión o claustrofóbicas las justas, ninguna.



4/10 - Regular



________________________________________________________________________________
Euthanizer (Armomurhaaja, 2017)
Dir. Teemu Nikki

Extraña, por decir algo, producción finlandesa de bajo presupuesto. Pero solo es en la primera parte de la película porque después la deriva es muy convencional y decepciona bastante. Ahora bien, al principio el planteamiento de esta historia sobre una persona amante de los animales (lo sospechamos) que se dedica a practicar la eutanasia ilegal a las mascotas es, cuanto menos, intrigante. Desde luego la inquietante cara impasible del protagonista, que no sabes si te va a pegar una ostia, un tiro o un abrazo, es parte del aliciente para seguir con la historia. Tampoco es que sea muy larga, solo son 80 minutos.

Después aparece una enfermera, y unos tipos (tipología neonazi, que no se puede ser más estándar) que le van a terminar por tocar los cojo...., y entonces la película deja de ser interesante. Eso sí, todo muy nórdico, bastante frío.

5/10 - Pasable





______________________________________________________________________________





Nº de películas reseñadas en el blog: 447
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



lunes, 15 de octubre de 2018

Noticias de Vulcano

Fecha estelar: -304211.3
____________________________


La tercera entrega de la serie de entradas de este blog dedicadas a describir algunos planetas o satélites de ficción y su ubicación real en el cielo terrestre, está dedicada al planeta Vulcano. En dicha entrada, aparte de mencionar brevemente las características del antiguamente hipotético y actualmente inexistente  planeta Vulcano del sistema solar, situado entre la órbita de Mercurio y el Sol, también se describe la ubicación del sistema estelar en el que se encuentra el planeta, el propio sistema estelar en sí y, finalmente, una descripción del planeta de acuerdo con lo que sabemos del mismo a través de toda la saga de Star Trek. Si desea saber más puede acceder a dicha entrada pinchando aquí.

La estrella en torno a la cual gira el planeta Vulcano es 40 Eridani A. Estos días esta estrella ha sido noticia en la prensa generalista porque, precisamente, se ha detectado un planeta en torno a la misma. Todas las alarmas en el mundo trekkie saltaron, motivo por el cual la noticia ha alcanzado cierta relevancia. Se han podido leer, por poner un par de ejemplos, titulares como "Astrónomos estadounidenses descubren el planeta del Sr. Spock" o "Identifican un nuevo planeta con el Vulcano de Spock en Star Trek".

Pues bien, como en estas entradas de este blog sobre planetas de ficción se describen dichos planetas imaginados y también se analizan los datos reales que se tienen sobre sus estrellas, su posición y sus entornos, se hace necesario ampliar la entrada dedicada al planeta Vulcano con toda la nueva información disponible. Eso sí, toda la información que aparece en esta entrada son datos reales, nada de ficción. 

Imagen de la constelación de Eridanus desde San Felipe, Chile
Fotografía de Pablo Gómez el 17/3/2018
http://www.eluniversohoy.net/imagen-de-la-constelacion-de-eridanus-desde-san-felipe-chile/
La parte más reconocible es Orión, justo en la esquina superior derecha.
La flecha indica cuál es el sistema estelar 40 Eridani. En esa estrella está el planeta Vulcano


El planeta ha sido descubierto dentro del proyecto Dharma Planet Survey. En el episodio 182 del podcast Coffee Break: Señal y Ruido (un podcast que hay que recomendar desde ya) se leyeron la fuente original del descubrimiento y comentaron el mismo. Casi todo el contenido que aparece a continuación es un resumen de lo comentado en dicho podcast.

En realidad Dharma Planet Survey es un telescopio automático de cincuenta pulgadas situado en Arizona. Este telescopio está midiendo cómo se desplaza la luz, en realidad, las líneas del espectro, de una serie de estrellas muy brillantes cercanas a nuestro Sol y una de esas estrellas es HD26965, que es la denominación que se le da a 40 Eridiani A. Por tanto, se trata de una observación espectrofotométrica de la luz de la estrella.

HD26965 es una estrella muy brillante, de magnitud 4, es decir, se puede ver a simple vista. Tal como se dijo en la entrada dedicada a Vulcano, es un sistema formado por tres estrellas, un sistema triple. El sistema de medida de la luz espectral del telescopio puede monitorizar las estrellas continuamente de manera que pueden ver cómo se desplazan las líneas en el espectro de luz, es decir, ver cómo se desplazan con el tiempo los valores de las longitudes de onda de las líneas espectrales. Estos desplazamientos hacia el azul o hacia el rojo de las líneas espectrales se detectan por comparación con los espectros de emisión/absorción obtenidos en el laboratorio para elementos químicos concretos.

Como hipótesis para explicar los desplazamientos de las líneas espectrales se plantea que pueden deberse a que la estrella tiene planetas alrededor ya que estos provocan que la estrella se esté balanceando respecto del centro de masas común del sistema, con la consiguiente oscilación de su luz. Los datos de la perturbación de la luz de la estrella son coherentes con la existencia de un planeta gigante de unas 8,47 masas terrestres. Puede ser incluso más grande. 

Superficie de Vulcano
Imagen de Star Trek: The Motion Picture (1979)
 
Este método no aporta datos sobre cómo es el planeta. La existencia del planeta es una posibilidad, pero no es la única. Otra posibilidad, sin tener planetas, es que estas perturbaciones se deban a los campos magnéticos que se generan por la actividad estelar. Desde un punto de vista trekkie, esta posibilidad no mola. La estrella es parecida al Sol, enana tipo K. Siendo su tamaño un 80% el de nuestro Sol, la estrella es más fría que la nuestra. Tiene un ciclo magnético de 10 años. Las manchas (solares) que se generan en los ciclos magnéticos de estas estrellas pueden ser también las responsables de los desplazamientos hacia el rojo o el azul de las líneas espectrales.
Se ha observado que la perturbación del espectro de la estrella tiene un periodo de unos cuarenta y dos días. Los autores apuestan por la hipótesis del planeta porque han observado que el ciclo de aumento de manchas y disminución de las mismas es independiente del ciclo de la perturbación.

Con este telescopio no han podido observar otras técnicas como la disminución de la luz de la estrella al pasar el planeta por delante de la misma, técnica que podría resolver dudas. Se precisan más observaciones fotométricas con telescopios más potentes aunque también es posible que el planeta no transite por delante de la estrella y el método fotométrico no sirva. Para que se considere que es un exoplaneta alrededor de la estrella debe ser detectado por, al menos, dos métodos diferentes.


Finalmente, el hipotético planeta podría ser un gigante gaseoso como Júpiter, Saturno, Urano o Neptuno. El motivo es su gran masa. Ahora bien, tal como ocurre en nuestro sistema solar, los gigantes gaseosos son planetas con multitud de satélites. Como resulta que este planeta está dentro de la zona de habitabilidad de la estrella, todavía podría ser que Vulcano sea en realidad una luna de dicho planeta.









Se hace necesario enviar una señal de radio al planeta de contenido más que evidente:

Saludos Vulcanianos.
Larga vida y prosperidad.




.




.

martes, 2 de octubre de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº CXXI)

Fecha estelar: -304247.9
_____________________________


Películas reseñadas:

- Andoromeda Sutoriizu (Andromeda Stories, 1982)
- Outrage Coda (Autoreiji saishusho, 2017)
- Ghostland (2018)


______________________________________________________________________________
Andoromeda Sutoriizu (Andromeda Stories, 1982)
Dir. Masamitsu Sasaki

En el mundo del manga viejuno, y de su correspondiente anime, siempre es bueno encontrarse de pronto con algún producto estimable e interesante que ha pasado desapercibido con el transcurso del tiempo (al menos en mi caso). Eso sí, siempre visto con la perspectiva temporal porque este tipo de animes sí que son hijos de su tiempo.

Andromeda Stories fue un manga publicado entre 1980 y 1982 y escrito por Ryu Mitsuse, novelista y escritor de ciencia ficción. Está dibujado por Keiko Takemiya. Fueron tres tomos que se resumieron bastante en este anime de 84 minutos dirigido por Masamitsu Sasaki. Se trata de un Shōnen de ciencia ficción con muchos robots, seres biónicos y rebelión de las máquinas. Una historia que fue primero en estos productos, pero que luego se ha visto, salvando las distancias, en muchos otros como la asimilación Borg en Star Trek, o el predominio de las máquinas en Matrix, por poner unos ejemplos.

El estilo de animación es el que corresponde a estos años, no se le puede pedir mucho, ni tampoco es necesario. Los estilos y diseños son muy parecidos a otros productos de por entonces, como el Cobra de Osamu Dezaki o a la serie Ulises 31. Por otra parte, la historia básica está está bastante bien no siendo nada infantil por un extremo, ni tampoco, por el otro extremo, nada profunda. Se ven muertes y desmembramientos sin problema, también un semidesnudo que debía ser, en la época, parte de la atracción (mucho más marcado esto en Cobra) y que hoy queda como muy blanco, puramente naif. Más raro es el final, como contaré en la parte de spoiler. Eso sí, aquí todo va como un tiro y la cantidad de cosas que ocurren en ochenta minutos es ingente, a veces agotadora. El resultado es que hay poca profundidad, siendo una historia que daba más para una serie.

.....................
Spoiler

Todo lo que diré a partir de ahora puede ser solo fruto de mi imaginación enfermiza.
Juega bastante la película con la insinuación del amor materno-filial. Y no solo eso, al final de la película los dos hermanos gemelos, hermano y hermana, huyen solos del planeta y de la galaxia acabando finalmente en la Tierra cuando no había vida en ella. Y son ellos los que van a sembrar la vida en la Tierra, hermano y hermana, gemelos, Adán y Eva.... no digo más.... Menos mal que en los títulos de crédito "parece" que se nos indica que son los restos de sus cuerpos los que dan lugar a la vida en la Tierra al surgir de ellos las primeras células.

7/10 - Buena


________________________________________________________________________________
Outrage Coda (Autoreiji saishusho, 2017)
Dir. Takeshi Kitano

Takeshi Kitano cierra su trilogía sobre la yakuza iniciada en 2010 con Outrage y continuada en 2012 con Outrage Beyond. Si bien es cierto es que poco después de la segunda parte se estuvo pensando en una continuación, han tenido que pasar 5 años para que esa continuación saliera adelante. Tampoco es que fuera una película necesaria Outrage Beyond está bien cerrada. Son ganas de estirar el chicle.

Outrage Coda es bastante inferior a las dos películas que le preceden. Para mí resulta interesante por puro afán completista de la serie y porque no puedo ser imparcial con este director japonés. Es evidente que desde Zatoichi (2003) las películas de Kitano parecen menores, aunque, en mi opinión, no sea esto cierto en la mayoría de los casos. Desde luego con las dos primeras entregas de Outrage no es así. En ellas Kitano vuelve a hacer lo que mejor sabe o lo que mejor resultado le ha dado, mafia, crímen, yakuzas y violencia seca. En este sentido, aunque con un tono de comedia, Kitano ya nos indicó en su penúltima película hasta ahora, Ryuzo and his Seven Henchmen (2015) que en el asunto de yakuzas se está haciendo viejo. Lo cierto es que Outrage Coda parece ciertamente la confirmación, una película a la que se nota el cansancio, las ganas de terminar con el asunto.

Para afrontar la película es necesario recordar lo ocurrido en la anterior porque la ensalada de nombres y clanes se da por conocida. Una primera parte muy expositiva de la situación cinco años después y una segunda parte donde Otomo lo resuelve todo. No se ha molestado mucho Kitano en dar complejidad al asunto. Eso si, es un placer ver a Kitano/Otomo cargarse gente.

6/10 - Interesante





________________________________________________________________________________
Ghostland (2018)
Dir.: Pascal Laugier

Género de terror, asaltos a casas, realidades inventadas, muchos ruidos supuestamente inesperados, muchos más gritos y gritos, una casa con menos luz que una osera y con un gusto muy peculiar en la decoración. Una mezcolanza de todo para una historia sencilla que se deconstruye para guardar un mínimo interés. Y poco más.

Y la verdad es que entre bostezo y bostezo, fruto de que me importa una mi.... lo que está ocurriendo, la película termina. Gracias a Dios que solo dura 90 minutos. Tengo un problema con el cine de terror, si es que a esto que acabo de ver se le puede llamar cine de terror, terror psicológico o como se le quiera llamar. Cuando prefiero estar del lado del Marylin Manson este que sale por aquí en lugar de las protagonistas es que debo tener un problema. Lo que ocurre es que no se sabe nada de estos asaltadores, son una simple excusa para mostrar..., no sé, ¿sadismo? ¿perversión? ¿gritos?... desde luego terror poco.

4/10 - Regular




______________________________________________________________________________





Nº de películas reseñadas en el blog: 444
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



martes, 25 de septiembre de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº CXX)

Fecha estelar:-304268.7
_____________________________


Películas reseñadas:

- Solo: una historia de Star Wars (2018)
- Aku no kyôten (Lesson of the Evil, 2012)
- Chappaquiddick (2017)


______________________________________________________________________________
Han Solo: una historia de Star Wars (2018)
Dir: Ron Howard

Pues nada, otra película de la franquicia que en manos de sus nuevos dueños está terminando por ser eso, otra película más para el montón. Ya no puedes esperar pretensiones de buen cine de aventuras ni encontrar nada del otro jueves en estos productos. Es como entrar en la nueva de Transformers, o en la nueva de superhéroes, más de lo mismo. Excelente factura técnica, entrenenimiento básico y no esperes mucho más.

Cuando el máximo aliciente de esta película es ver cómo se visualizan cosas que sabes de otras películas, cómo consigue Han Solo su Halcon Milenario, cómo conocíó a Chewbacca, ...., mal vamos. Son cosas que vas viendo mientras que se desarrolla una aventurilla del montón de la que se pueden salvar algunos momentos (un tren y mucha nieve), pero que no deja de ser un producto de usar y tirar que no merece más tiempo que el que tardas en ver la película, que no es poco. Mención aparte merecen los actores. Contrariamente a lo que pueda parecer, Alden Ehrenreich cumple, pero solo eso. Peor lo lleva Emilia Clarke, actriz muy limitada a la que este tipo de productos le van bastante mal tal como ya demostró en su papel de Sarah Connor en "Terminator Génesis".

Parece que Star Wars necesita, en mi opinión, de personajes nuevos, nuevas vidas que se puedan contar y personajes que se desarrollen desde el principio. El fans service cansa ya mucho, no consigue más que cada nueva película sea solo eso, una más como de tantas sagas hay. Recurrir siempre a lo mismo, siempre a los mismos personajes solo está perjudicando la miticidad que de ellos se había creado a partir de las películas que, ahora sí, hay que llamar originales. Veías "La Guerra de las Galaxias" o el "Imperio Contraataca" y tenías a Han Solo en un pedestal. Ahora ves sus aventurillas previas y el pedestal se rompe. Ya se intentó, lo de utilizar personajes diferentes, en "Rogue One" donde los personajes conocidos solo aparecen de refilón en la mayor parte del tiempo, y es la película que, en mi opinión, ha dado mejor resultado. Claro que no se puede olvidar que en "Rogue One" se puede ver a un un Darth Vader como realmente siempre se ha querido ver, y resulta que es un personaje clásico. Todo es complicado, pero una serie de animación como "Las Guerras Clon" consigue, por este camino de contar cosas nuevas, mucho más que cualquier película después del Episodio III.

El caso es que "Solo" resulta ser es una película más de la franquicia, bien hecha, nada épica, nada relevante en cuanto a historia y personajes, mucho guiño y fanservice. Entretenida, sin más. No será de las que recuerde como tampoco me acuerdo de la segunda de "Iron Man" o la tercera de los "X-men". Películas para el momento de verlas y luego a otra cosa.

4/10 - Regular





________________________________________________________________________________
Aku no kyôten (Lesson of the Evil, 2012)
Dir. Takashi Miike

Enésimo intento de buscar algo de la filmografía de Takashi Miike que pueda finalmente ser destacado. En este caso prácticamente un slaser del año 2012, año en el que firmó nada más y nada menos que tres películas. Nada increíble, es su valor medio de películas por año.

En esta historia, basada en una novela de Yûsuke Kishi, el propio Miike guioniza la película, circunstancia que parece algo excepcional en él. El resultado es el de siempre, o mejor, el resultado es el de casi siempre, porque lo cierto es que Takashi Miike tiene algunas películas buenas, aunque son muy pocas en una filmografía que ya cuela de los cien títulos como director. "Aku no kyôten" no es que sea una película mala, es una película, una vez más, excesiva, ideal para los incondicionales del director japonés entre los que particularmente no me encuentro. Y mira que lo intento.

Desde luego que Miike sea responsable del guion no parece que haya sido garantía de una historia redonda, más bien al contrario, una primera parte bastante larga donde se nos va presentando al personaje principal, el profesor Hasumi Seiji, y a los alumnos de su instituto de secundaria. Algunos toquecitos de mala leche, no demasiados y una lenta evolución hacia un final donde Miike no puede evitar el exceso, !no quiere evitarlo¡ y se nos desata en todo su explendor. Se pasa entonces a un cine inverosímil, altalmente fetichista con la violencia, las formas de esta y la naturaleza de las víctimas. Y larga, muy larga, inacablable ensalada roja. Lo peor de todo es que el póster o el trailer ya muestra lo que debes espear.

En mi opinión, Takashi Miike es un director de detalles. Casi todas sus películas me resultan infumables en su conjunto, pero tienen en su desarrollo algunos momentos altamente destacables. Aquí también ocurre, son los momentos oníricos del protagonista. En general suele plantear bien sus historias, las lleva interesantes hasta su mitad, pero casi nunca sabe terminarlas, entoces tira por el camino del exceso, el ruido y lo inverosímil. Eso sí el exceso lo rueda como nadie, no se corta un pelo.

4/10 - Regular



________________________________________________________________________________
Chappaquiddick (2017)
Dir. John Curran

El título hace referencia al nombre de una isla perteneciente al estado norteamericano de Massachusetts, y también al nombre que recibe el incidente que tuvo lugar en ese lugar en 1969 mientras Neil Armstrong estaba pisando Luna. Se dice que el incidente truncó la aspiración presidencial del hijo menor de la familia Kennedy. Lo cierto es que la carrera política como senador de Ted Kennedy continuó después del incidente, además de que se postuló a las presidenciales de 1980 por el partido demócrata. Las perdió frente a Jimmy Carter. 

Chappaquiddick es una película que toma el punto de vista de Ted Kennedy, interpretado por Jason Clarke, para narrar lo que ocurrió durante esa semana. Un producto que el cine norteamericano sabe hacer muy bien y que puede ser apreciado de diferente manera según el grado de conocimiento que de lo ocurrido tenga el espectador. Se me antoja que afrontar la película desde el desconocimiento total del asunto la hace mucho más interesante porque una película basada en hechos reales está sujeta a lo que ocurrió, lo cual quita bastante de la parte intrigante y la emoción decae.

La película resulta como muy aséptica, no se mete en demasiados berenjenales ni polémicas lo cual, por una parte, es de agradecer aunque, por otra, la verdadera personalidad del protagonista queda como poco perfilada, muy errático este hombre. Un primer tercio aburrido para mostrar lo que ocurrió y las dos terceras partes siguientes para ver los tejemanejes que tuvieron lugar, que es la parte interesante.

6/10 - Interesante


______________________________________________________________________________





Nº de películas reseñadas en el blog: 441
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



jueves, 13 de septiembre de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº CXIX)

Fecha estelar:-304298.9
_____________________________


Películas reseñadas:

- Ordet (La palabra, 1955)
- Spacewalker (2017)
- Hard Boiled (1992)


________________________________________________________________________________
Ordet (La palabra, 1955)
Dir. Carl Theodor Dreyer

Confieso que tenía totalmente olvidada la película de Dreyer, pero vamos que ni acordarme de ella desde que, hará más de veinte años, José Luis Garci la proyectó en “¡Qué grande es el cine!”. El caso es que escuchando hablar de la película hace poco al propio Garci, en los “Cowboys de medianoche”, me picó la curiosidad de volver a visitarla, casi más bien visionarla por primera vez dado el olvido. Considerada como está como una de las películas más importantes y valoradas de la historia del cine, la cuestión de ver Ordet de nuevo era, también, para purgar el pecado.

Cuesta entrar en la película, cuesta bastante si el punto de vista se sitúa muy cercano al agnosticismo y resulta que Ordet es, precisamente, una película eminentemente centrada en explorar la esencia de la fe cristiana, aunque no solamente esto. Cuesta entrar en la película cuando todo es tan teatral, cuando la mayor parte del tiempo los personajes que interactúan lo hacen sin mirarse siquiera unos a los otros, miran y hablan como al infinito, cuando todos los movimientos resultan tan parsimoniosos. Y, sin embargo y a pesar de todo, Ordet es una película que te va envolviendo poco a poco, tanto por las formas como por el fondo.

Al principio son las formas, la puesta en escena, los parsimoniosos movimientos que hacen los actores, los movimientos que va haciendo la cámara mientras las poses, el escenario y la iluminación parecen mostrar una especie de pintura, como si la cámara estuviera recorriendo y mostrando un cuadro. Otras veces la cámara se mueve mientras sigue a un personaje, o sigue la mirada del mismo mientras otros personajes salen o entran en el plano de la cámara en movimiento,…, maneras de filmar que no son para nada habituales, que requieren de poco montaje. Los diálogos no son mostrados con el típico esquema de montaje de plano y contraplano, de hecho es que prácticamente no hay primeros planos, solo los justamente necesarios para la historia.

Después de las formas está la historia que se cuenta, ver cómo las aquellas están supeditadas a lo que se quiere contar. Insisto, incluso para un acercamiento agnóstico de alguien a quien Kierkegaard solo le suena por formar parte de la coletilla que utilizaban Faemino y Cansado en sus actuaciones. Lo siento, pero así es la ignorancia. No importa, cualquier persona se puede acercar a esta película, cada personaje representa una postura y el conflicto religioso es del todo entendible. Tanto por la polémica entre los dos planteamientos religiosos como por la parte alegórica de un par de personajes ajenos las trifulcas, personajes donde la fe es limpia, el papel de la locura (precisamente por leer a Kierkegaard) y la inocencia juvenil. El caso es que, aparte de la religión y de la sempiterna presencia de Dios en todas las conversaciones y motivaciones, también hay componentes muy humanos en esta película. Y sobre todo, un canto a la vida que se desata sobremanera en la fisicidad y carnalidad del plano crucial del final. Una película fascinante por su escenificación y filmación. Especialmente con un par de momentos sobresalientes en este aspecto: el sonido de un coche negro a caballos llegando a la granja y toda la blancura y escenificación del final.

8/10 - Notable


________________________________________________________________________________
Spacewalker (2017)
Dir. Dmitry Kiselev

Resulta curioso que en un mismo año en Rusia se estrenen dos películas con presupuesto similar dedicadas a contar las hazañas pasadas de los cosmonautas soviéticos. Y son dos películas muy diferentes por el enfoque que han elegido. Lo cierto es que, dentro de la historia de la carrera espacial, lo que atañe a Estados Unidos nos lo sabemos muy bien, pero por parte de la Unión Soviética también se realizaron grandes azañas, extraordinarias algunas, que han quedado muy ocultas en el hermetismo del bloque soviético. Parece que ahora están empezando a ver la luz.

El director Klim Shipenko cuenta en Salyut-7 (2017) el rescate de la estación espacial que llevaba dicho nombre por parte de la misión Soyuz T-13, que fue, verdaderamente, una hazaña. Por su parte, Dmitry Kiselev nos cuenta en Spacewalker (2017) cómo fue el primer paseo espacial (mejor Actividad Extra Vehicular, EVA) realizado por Alexey Leonov en marzo de 1965. Las dos películas están bien realizadas para el presupuesto que manejan y los efectos especiales son muy solventes, lo cierto es que es buen cine. La diferencia está en que en Salyut-7 se opta por inventar la mayor parte de lo que ocurre en aras de dar emoción y crear una buena película, pero que se quiere parecer demasiado a determinado cine americano, por no decir directamente al cine espacial de Michael Bay, mientras que en Spacewalker lo que prima es mostrar cómo ocurrieron los hechos realmente, que ya de por sí tuvieron lo suyo y por eso la película no resulta, para nada, pesada ni aburrida a pesar de que dura 140 minutos. Hay mucha preocupación en la película por mostrar cómo era la nave Voskhod 2, cómo era el primer traje espacial y cómo tenían que ser las maniobras a realizar. Y cómo la temeridad cuenta por ser los primeros en cada una de las etapas que ha tenido la carrera espacial.

La primera actividad EVA que realizó el ser humano no duró más de 15 minutos y dicho así parece poca cosa para montar una película tan larga. Al principio se nos presenta a los protagonistas, con un cierto aire a Elegidos para la gloria (1983), pero dura poco porque lo cierto es que no tardamos mucho en ver a los cosmonautas montados en la Voskhod 2. Lo que ocurre es que las dificultades que tuvieron que salvar los dos cosmonautas, Pavel Belyayev y Alexey Leonov, fueron tales que resulta milagroso que finalmente todo saliera bien. Supongo que esto no es un spoiler porque es historia de la astronáutica y Spacewalker no solo es cine emocionante, entretenido y muy bueno, también es cine donde se aprende.

8/10 - Notable



______________________________________________________________________________
Hard Boiled (1992)
Dir. John Woo

La última película de John Woo, antes de que iniciara su ciclo americano, es una película excesiva como pocas hay dentro de las que ha dirigido el director hongkonés. Se puede decir que inició su camino dentro del cine de acción con sello propio con "Un mañana mejor" (1986), película donde también inicia colaboración con el actor Chow Yun-Fat. Mucho más comedido en este inicio, en "Hard Boiled" las escenas de acción se suceden y se alargan sin sentido. Y lo que es peor, como todo es excesivo y aquí deben morir varios pares de cientos de personas, con muertos que saltan en doble tirabuzón, pistolas de ochocientas balas, devoción por tirarse (el muerto) por la ventana de cristal, ..., en mi opinión la película envejece mal, bastante mal y bastante peor que "Un mañana mejor".

Otro asunto aparte es el guion, mejor no intentar buscarle sentido alguno porque la verdad es que importa muy poco. El último tercio en el hospital es un puro delirio.

4/10 - Pasable







Nº de películas reseñadas en el blog: 438
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



jueves, 6 de septiembre de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº CXVIII)

Fecha estelar:-304319.1
_____________________________


Películas reseñadas:

- Please Stand By (2017)
- Heart Blackened (Chim-muk, 2017)
- El infinito (2017) 


________________________________________________________________________________
Please Stand By (2017)
Dir. Ben Lewin

Bueno, en primer lugar decir que mi valoración de esta película no es nada objetiva tal como se verá al final de esta reseña.

Wendy es una joven autista que vive en una casa especial para personas con trastornos psicológicos como el suyo. La casa está tutelada por Scottie, una psicóloga que va consiguiendo integrar a los habitantes de la casa en la sociedad actual dentro de sus limitaciones. Wendy tiene una hermana mayor que se preocupa por ella pero que ahora está más comprometida con su hijo recién nacido y su familia. La habilidad especial de Wendy es que sabe escribir, y está escribiendo un guion para un concurso organizado por los estudios Paramount. 

Vista así, la sinopsis más bien parece la de un drama familiar para un telefilm de sábado por la tarde. Y ciertamente lo sería si no fuera por un par de detalles. Primero, la película huye del efectismo barato respecto del autismo y no se plantean situaciones extremas en ningún momento, o las que hay se resuelven de una forma bastante “civilizada”; el tono amable de la película es muy de agradecer. Luego está Dakota Fanning, actriz de la que no había visto nada desde que gritaba como una histérica en la notable La Guerra de los Mundos de Spielberg. Ha llovido mucho desde los once años que tenía entonces Dakota Fanning hasta los veintirres de esta película; y aquí está realmente bien como Wendy. La secundan dos actrices más, Toni Collette como la psicóloga Scottie (Scotty habría sido demasiado), una garantía por lo buena actriz que es, y Alice Eve como hermana mayor de Wendy, que también está bien aunque siempre la tenga en el recuerdo, un mal recuerdo por cierto, por una escena de puro postureo de la muy muy olvidable Star Trek: En la oscuridad de J. J. Abrams.

Buenas actrices, película nada efectista, guion previsible en sus líneas generales, entretenida, autismo,..., con estas mimbres la película ya se muestra, al menos, interesante aunque no sea nada del otro jueves. Lo que ocurre es que la obsesión de Wendy es Star Trek. Sin saber nada de la película un par de pistas había ya, porque no puede ser que la psicóloga se llame Scottie, que el concurso sea de los estudios Paramount, o el propio poster promocional (uno de ellos, no el principal). Incluso la conexión de Alice Eve tiene que ver aunque no es más que anecdótica. Wendy ha escrito un guion para un capítulo de Star Trek. Spock tiene que salvar a Kirk y tiene que viajar hacia futuro hasta Espacio Profundo Nueve para reclutar a Worf y que éste le ayude..... Quiere entregar el guion pero va a tener que aventurarse más allá de su círculo de bienestar. Plagada de detalles, si eres un trekkie, un fan de Star Trek, la película te tiene que gustar. Yo lo soy, Star Trek me apasiona y por eso la película me ha resultado buena.



________________________________________________________________________________
Heart Blackened (Chim-muk, 2017)
Dir. Jung Ji-Woo

Yim Tae-san (Choi Min-shik), corredor de bolsa ultra rico, está profundamente enamorado de Yuna (bellísima, Ha-nee Lee). Su hija, suponemos de un anterior matrimonio, Mi-ra es una hija consentida que no se lleva nada bien con Yuna. Una noche en un club, los aminos de Mi-ra encuentran un video sexual de Yuna circulando por la red y Mi-ra llama a Yuma para discutir sobre el asunto. Yuna acude a la cita y..., nada sabemos más..., al día siguiente Yuna muere por un fuerte golpe en la cabeza en un accidente. Mi-ra es la principal sospechosa.

A partir de aquí, que es donde verdaderamente la película arranca, empieza un drama judicial envuelto en misterio pues Mi-ra no puede recordar nada por el exceso de alcohol. Una buena película de juicios, de los que se debe ir investigando el misterio conforme el juicio va avanzando, sobre todo para cualquier aficionado a este tipo de películas. Aunque sea un juicio en Corea todo es perfectamente entendible seguramente porque se ha eliminado mucho realismo del procedimiento jucidial en favor del dramatismo y de una puesta en escena que forma parte de lo estandarizado en este tipo de películas, que es, por otra parte, lo que verdaderamente funciona.

La importancia de la presencia de Choi Min-shik (Oldboy, Sympathy for Lady Vengeance, Nameless Gangster o New World por nombrar algunas buenas películas de las muchas en las que interviene del actor) es también un aliciente para acercarse a una película que te mantiene bien sujeto al sillón y en la que poco hay que desentone. Plantea una buena administración de la información haciendo que ésta aparezca como parte del propio desarrollo de la trama, y tiene un par de giros relevantes, como debe tener cualquier película de juicios que se precie. Quizás sea un poco larga y más cuando plantea un largo epílogo explicativo de algo que ya se sabe. Parece redundancia, pero incluso este epílogo es brillante porque precisamente es donde Choi Min-shik se sale como actor. Excelente la última escena con su larga transición final a negro.

La película es un remake de una película china del año 2013 titulada "Silent Witness". Solo viendo el trailer de "Silent Witness" me parece que la película china es bastante diferente, más visceral y escandalosa. Aunque solo es un trailer, no es la mejor forma de comparar dos versiones de una historia.

7/10 - Buena



______________________________________________________________________________
El infinito (2017)
Dir. Justin Benson, Aaron Moorhead

Cuando en tiempos de juventud leía algunos relatos de Lovecraft, como aquel en el que algún ser Primigenio vaga por los bosques en las montañas a medio camino entre su dimensión y la nuestra, desde luego imaginaba un escenario mucho más frondoso, verde y oscuro del que se ve en este desierto de los alrededores de Los Ángeles. No obstante, en la primera mitad de esta película, que es la parte que se mantiene interesante, parecía que el Primigenio hacía de las suyas. No estoy desvelando nada, la película empieza con una cita de Lovecraft, así que la sugestión está desde el principio.

El caso es que luego el asunto se tuerce, aunque sigue manteniendo cierto interés porque la temática hacia la que gira siempre entretiene por muy trillada que esté. Quizás sea que la historia quiere abarcar demasiados temas y termina decantándose por donde, particularmente, me interesa menos dadas las expectativas iniciales. La falta de presupuesto hace el resto.

Ciertamente, en el terreno de la ciencia ficción es de agradecer la aparición de historias nuevas. En este sentido la película es parecida a Coherence (2013) o a Predestination (2014), plantea una buena y nueva historia que no sabes bien por dónde te va a salir, al menos en su primera mitad. En la novedad está lo bueno y, desde luego, la película hubiera ido bastante mejor si hubiera dispuesto de medios suficientes. Pero aquí los dos directores son además los dos protagonistas aunque como actores dejan bastante que desear. También son productores, uno de ellos es el guionista y el otro lleva la fotografía,... la verdad es que para los pocos medios que tienen, bastante han conseguido. ¡¡Lo que pasa es que yo quería más Lovecraft!!

5/10 - Pasable







Nº de películas reseñadas en el blog: 435
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



jueves, 30 de agosto de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº CXVII)

Fecha estelar:-304338.5
_____________________________


Películas reseñadas:

- Vengadores: Infinity War (2018)
- Yo, Tonya (2017)
- Godzilla: City on the Edge of Battle (Gojira: kessen kidô zôshoku toshi , 2018)


________________________________________________________________________________
Vengadores: Infinity War (2018)
Dir.: Anthony Russo, Joe Russo

Tercera entrega de lo que será una tetralogía sobre Los Vengadores. Esta sí que ha resultado ser una buena película que consigue ir bastante más allá de ser una película más de superhéroes. Y más en este universo Marvel donde las películas que se han producido hasta ahora han dejado mucho que desear resultando, solo algunas, un buen entretenimiento para un momento y nada más. Y otras tantas, no pocas precisamente, que son directamente flojas y repetitivas. El caso es que, dentro del grupo de películas del llamado “Universo cinematográfico de Marvel”, no había encontrado hasta ahora, en mi opinión, nada que superara el calificativo de pasable. Claro, que es una opinión planteada desde un punto de vista muy concreto, de quien no na leído los comics correspondientes, ni tiene interés alguno en hacerlo, que afronta estos personajes solo a través de las películas y con la única expectativa de entretenerse, que es para lo que es este cine.

Avengers: Infinity War es una película buena, bastante buena dentro de su género. Es cierto que uno de sus puntos fuertes es que entra a saco en la historia y casi no presenta personajes pues se apoya en las películas anteriores que, buenas o malas, ahí están para algo. Es muy loable el haber podido elaborar una historia dinámica y entretenida con tantísimo personaje sin que resulte un galimatías sin sentido. Pero el mayor acierto está, desde luego, en Thanos, que prácticamente pasa a ser el protagonista de la película. Y esta vez no es un villano de chichinabo. Incluso los cuatro secuaces que tiene me parecen brillantes. Thanos parece que ha leído a Thomas Malthus porque pretende evitar una especie de catástrofe malthusiana a nivel universal. Es un personaje convencido de lo que hace, que está dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias, la película te lo muestra muy bien y sabe hacerlo, es decir, sabe dedicarle el tiempo necesario sin desviarse en explicaciones innecesarias, aparte de que el trabajo de Josh Brolin es impecable detrás de la máscara digital.

Un villano muy interesante, bien desarrollado tanto en sus lazos familiares como en su objetivo, que reparte estopa desde que aparece en pantalla (de hecho se nota en la película cuando Thanos lleva minutos sin aparecer), unos buenos secuaces, unos superhéroes que verdaderamente sufren dificultades y que pronto dejan las puñeteras coñas, un trabajado guion que logra conformar una película que no decae en ritmo en sus dos horas y media. Y un final magnífico para una historia inacabada. ¿Será esta película para la tetralogía de Los Vengadores lo que fue el Imperio Contraataca para la trilogía original de Star Wars? ¿Será la mejor de las películas de la serie? Está por ver pero esta película pasa por ser la mejor todas las de Marvel y con diferencia. Es más, con un grado de mucha-malicia, quizás sea conveniente no esperar la continuación, olvidarse de ella y considerar que este es el final de la etapa que empezó en el año 2008 con Iron Man y que se ha prolongado en 19 películas. Siempre soñé con que el Coyote cazara al Correcaminos y lo despedazara.

Del acabado técnico no es necesario hablar, impecable. Aquí hay como media docena de compañías de efectos especiales de las más importantes y se nota. Por cierto, da gusto escuchar la inspirada música de Alan Silvestri en los largos créditos finales, que no lo son tanto por su culpa. Así si gusta esperar la escena post-créditos.

7/10 - Buena


________________________________________________________________________________
Yo, Tonya (2017)
Dir. Craig Gillespie

Sin quitar mérito a la buena actuación de Margot Robbie en un papel que parece que sabe bordar, me refiero al de choni de barrio que ya llevó a su extremo en el Escuadrón suicida (2016), ni tampoco sin dejar de mencionar el papelón que hace Allison Janney como madre de Tonya Harding, lo cierto es que la película de Craig Gillespie me ha gustado muy poco. Por el tono y las formas a la hora de tratar la historia de esta señora.

Como la historia en sí no da para tanto, pues no se le ha querido dar el tono serio que merece porque quizás habría quedado como telefilm de sobremesa. Se opta a cambio por el de la comedia negra, exposición tipo entrevista, ruptura de la cuarta pared y mucha música pegadiza de la época. Habrá que decir que ya hay muchas películas que intentan adornar la falta de interés de lo que están contando con un arduo trabajo de selección de temas musicales. Así parece que la calidad del producto mejora. Sin embargo, y es una opinión personal, utilizar la comedia y la música para mostrar escenas de maltrato continuado entre personas que rozan el analfabetismo lo único que hace es restar importancia y darle gracia a una cosa tan seria como la que se ve aquí. Me ha resultado una película desagradable, no por la historia real sino por la forma de contarla. Poca gracia tiene.

5/10 - Pasable



______________________________________________________________________________
Godzilla: City on the Edge of Battle (Gojira: kessen kidô zôshoku toshi , 2018)
Dir.: Hiroyuki Seshita, Kobun Shizuno

Segunda entrega (de un total de tres) de esta nueva aproximación de Hiroyuki Seshita y Kobun Shizuno al monstruo atómico. El recuento histórico hace de esta la película nº 31 que la productora Toho plantea sobre el kaiju, aunque cediendo en este caso el trabajo a Polygon Pictures, que es donde estos dos directores están desarrollando sus trabajos hasta ahora. Todo esto ya fue, más o menos, contado en la reseña de la primera película (http://laseccionnueve.blogspot.com/2018/06/resenas107.html), incluyendo las características de la historia que se cuenta, adelantada 20000 años en el futuro.

La primera película, es decir, la primera entrega, es simplemente pasable. Me encomendaba allí a un mejor desarrollo de la historia en sus continuaciones pero la cosa no ha mejorado nada, ha ido a peor. Después de dos películas el asunto más me parece como si se hubiera pensado en una serie de 10 episodios pero que al fina estosl han quedado repartidos en tres películas. Y como suele ocurrir en casi todas las series, su parte central suele ser el peor tramo, la parte aburrida donde no ocurre prácticamente nada. Pues así es, en esta segunda parte no ocurre nada relevante, puro relleno. Eso sí, lo que aquí se cuenta, la ida de olla, es cada vez más importante. Tanto que casi todo da igual.

Me quedo corto al indicar que la primera hora de película es una cháchara interminable con profusión de lenguaje pseudocientífico y filosofía existencial. En la primera parte no paraban de hablar, y aquí siguen y siguen y no paran. En el título aparece el nombre de Godzilla, pero casi da igual pues el monstruo, que es lo que verdaderamente importa, no aparece hasta bien pasada la hora de metraje. Asunto aparte es el de la animación. Ya sabemos que el estudio Polygon Pictures, y más concretamente los dos directores, han realizado sus películas y series enteramente por ordenador. Cuando buena parte de la historia ocurre en el espacio, como en la primera parte,  e incluso en Blame!, o en la serie Knights of Sidonia la animación no quedaba mal, tolerable para los personajes humanos. Sin embargo aquí parece que han bajado el nivel y las costuras se notan mucho más pues todo parece demasiado rígido y estático. Por otra parte, me ratifico en que prácticamente esta serie de películas es una especie de Knights of Sidonia pero cambiando a los Gauna por Godzilla.

La próxima entrega vendrá este mismo año. Como la distribuidora es Netflix la veremos pronto porque, aunque sea por un afán “completista”, habrá que verla, pero las expectativas han pegado un gran bajonazo. Encima, ¡o sorpresa! ¡Vuelve King Ghidorah!, que no sabemos qué habrá estado haciendo estos veinte mil años. Ya veremos.

Hay una gran diferencia entre las malas películas de Godzilla, que las hay muchas pero, aun siendo malas, gustan porque no te aburren. El camino que ha tomado esta versión animada del kaiju de la Toho es, precisamente, el de aburrir.

3/10 - Floja






Nº de películas reseñadas en el blog: 432
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



jueves, 23 de agosto de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº CXVI)

Fecha estelar:-304357.6
_____________________________


Películas reseñadas:

- El fotógrafo del pánico (1960)
- El hilo invisible (2017)
- Phantom Detective (Tamjung Hong Gil-dong: Sarajin Ma-eul, 2016)



________________________________________________________________________________
El fotógrafo del pánico (Peeping tom, 1960)
Dir. Michael Powell

Recordaba esta película bastante más perturbadora de lo que en realidad es, vista hoy día. Tenía metida en la cabeza la idea de que la paranoia del protagonista era captar la imagen justa del momento de la muerte en el iris de la víctima, aparte de un mayor grado de perversión de las escenas aunque el modus operandi verdaderamente tiene lo suyo, oro puro para el psicoanálisis. Quizás sea preocupante que mi mente tergiverse con los años el recuerdo de una película y lo haga, precisamente, hacia terrenos más escabrosos. El caso es que la película va envejeciendo y, aunque sigue siendo muy buena, se va notando el peso de los años…., no solo en la película, en el espectador también. Más que nada porque desde que se estrenó hasta ahora ya se ha visto mucho más dentro del género del slasher, un género que casi empezó con esta película.

El fotógrafo del pánico pasa por ser una de las primeras películas con asesino en serie planteadas bajo el punto de vista del propio asesino. Y como el protagonista lleva la cámara a todos sitios y muchas veces vemos lo que está grabando, se plantea la malsanidad de hacernos partícipes, un ejercicio de voyerismo que vas a tener que hacer aunque no quieras. Una película que resultó tremendamente incómoda en la época lo cual se reflejó en malas críticas y fracaso comercial. Hoy día se la considera película de culto e iniciática. Vista así, dentro de este contexto o desde la visión de la época en que está realizada, la película aguanta muy bien.

8/10 - Notable



________________________________________________________________________________
El hilo invisible (2017)
Dir. Paul Thomas Anderson

Segunda colaboración entre el director Paul Thomas Anderson y el actor Daniel Day-Lewis. Esta vez, en mi opinión claro, con bastante peor resultado que en Pozos de ambición (2007). En cualquier caso, nada se puede reprochar a la impecable actuación de Daniel Day-Lewis y su omnipresencia en la mayor parte de la película. Tampoco puede haber reproche alguno al diseño de producción, sobre todo por la parte del vestuario, ni a la fotografía, ni a la tranquilidad permanente de la música. 

La película, que empieza muy bien, resulta más que interesante mientras está en la parte de presentación, tanto del personaje principal como de este mundo de la moda de la alta sociedad en el Londres de 1950. Lo que ocurre es que después pasa a ser repetitiva, profundiza muy poco en la parte de la moda y empieza a dar vueltas acerca de la personalidad modisto Reynolds Woodcock pero siempre girando sobre lo mismo. Es lo que le ha interesado contar a Anderson, pues vale, pero el resultado es demasiado frío, aburrido. Y no es porque uno sea incapaz de vislumbrar lo que el director quiere contar, de cuál es la verdadera influencia de ese hilo invisible, el origen de la personalidad Woodcock, es porque eso lo cuenta en una escena y dos retazos y todo lo demás es vuelta vuelta sobre lo mismo. Se hace larga la película.

5/10 - Pasable



______________________________________________________________________________
Phantom Detective (Tamjung Hong Gil-dong: Sarajin Ma-eul, 2016)
Dir. Jo Sung-hee

El protagonista, Lee Je-hoon, que parece salido de una banda K-pop, es el detective Hong Gil-dong que trabaja para una misteriosa organización de investigación. Dotado de una inteligencia deductiva sobrenatural, guarda para sus adentros un tormento que guía su verdadero objetivo vital. Está persiguiendo a un grupo de criminales pero, a través de la voz en off nos revela que su verdadero propósito es buscar información para encontrar a Kim Byeong-Duk, el hombre que mató a su madre en su presencia cuando era un niño.

Este es el punto de partida de esta película que parece que está basada en un comic coreano, una historia "barata" o de literatura pulp que es lo que se suele decir. Lo que está claro es que ese posible origen se ha querido trasladar a la película, situando la historia en una época indeterminada que por un lado parecen los años ochenta aunque el porte del detective y algunas escenas recuerden los años cuarenta del siglo pasado, aparte de la voz en off de la mente del detective presente durante toda la película. La fotografía y la forma de rodar, los encuadres, mezclar un dibujo CGI perfectamente reconocible con la imagen real, el juego con las sombras, reflejos en las gafas, todo esto evoca, desde luego, a un comic. Es uno de los puntos fuertes de la película que consigue en algunos momentos crear la atmósfera de una historieta negra.

El problema de la película, en mi opinión, es la historia que se cuenta. Desde luego cumple con la condición de ser una historia de novela barata que tarda un poco en arrancar y que, aquí viene lo peor, se descontrola hacia el delirio en su último tercio de tal manera que al final resulta un despropósito. Es curioso, pero la película se aguanta hasta el final por culpa de las dos intérpretes infantiles, Kim Ha-na (como Mal-soon) y No Jeong-ee (como Dong-yi). Porque lo que te están contando, sobre todo después de la mitad de película, con tantas alternativas, idas y venidas, idas de olla de cuento barato, todo esto solo deriva hacia la pérdida de interés. De hecho, y a pesar del esfuerzo estilístico, si no fuera por las dos niñas, lo bien que lo hacen y la preocupación que te generan, la película sería bastante olvidable.

5/10 - Pasable





Nº de películas reseñadas en el blog: 429
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -