lunes, 15 de octubre de 2018

Noticias de Vulcano

Fecha estelar: -304211.3
____________________________


La tercera entrega de la serie de entradas de este blog dedicadas a describir algunos planetas o satélites de ficción y su ubicación real en el cielo terrestre, está dedicada al planeta Vulcano. En dicha entrada, aparte de mencionar brevemente las características del antiguamente hipotético y actualmente inexistente  planeta Vulcano del sistema solar, situado entre la órbita de Mercurio y el Sol, también se describe la ubicación del sistema estelar en el que se encuentra el planeta, el propio sistema estelar en sí y, finalmente, una descripción del planeta de acuerdo con lo que sabemos del mismo a través de toda la saga de Star Trek. Si desea saber más puede acceder a dicha entrada pinchando aquí.

La estrella en torno a la cual gira el planeta Vulcano es 40 Eridani A. Estos días esta estrella ha sido noticia en la prensa generalista porque, precisamente, se ha detectado un planeta en torno a la misma. Todas las alarmas en el mundo trekkie saltaron, motivo por el cual la noticia ha alcanzado cierta relevancia. Se han podido leer, por poner un par de ejemplos, titulares como "Astrónomos estadounidenses descubren el planeta del Sr. Spock" o "Identifican un nuevo planeta con el Vulcano de Spock en Star Trek".

Pues bien, como en estas entradas de este blog sobre planetas de ficción se describen dichos planetas imaginados y también se analizan los datos reales que se tienen sobre sus estrellas, su posición y sus entornos, se hace necesario ampliar la entrada dedicada al planeta Vulcano con toda la nueva información disponible. Eso sí, toda la información que aparece en esta entrada son datos reales, nada de ficción. 

Imagen de la constelación de Eridanus desde San Felipe, Chile
Fotografía de Pablo Gómez el 17/3/2018
http://www.eluniversohoy.net/imagen-de-la-constelacion-de-eridanus-desde-san-felipe-chile/
La parte más reconocible es Orión, justo en la esquina superior derecha.
La flecha indica cuál es el sistema estelar 40 Eridani. En esa estrella está el planeta Vulcano


El planeta ha sido descubierto dentro del proyecto Dharma Planet Survey. En el episodio 182 del podcast Coffee Break: Señal y Ruido (un podcast que hay que recomendar desde ya) se leyeron la fuente original del descubrimiento y comentaron el mismo. Casi todo el contenido que aparece a continuación es un resumen de lo comentado en dicho podcast.

En realidad Dharma Planet Survey es un telescopio automático de cincuenta pulgadas situado en Arizona. Este telescopio está midiendo cómo se desplaza la luz, en realidad, las líneas del espectro, de una serie de estrellas muy brillantes cercanas a nuestro Sol y una de esas estrellas es HD26965, que es la denominación que se le da a 40 Eridiani A. Por tanto, se trata de una observación espectrofotométrica de la luz de la estrella.

HD26965 es una estrella muy brillante, de magnitud 4, es decir, se puede ver a simple vista. Tal como se dijo en la entrada dedicada a Vulcano, es un sistema formado por tres estrellas, un sistema triple. El sistema de medida de la luz espectral del telescopio puede monitorizar las estrellas continuamente de manera que pueden ver cómo se desplazan las líneas en el espectro de luz, es decir, ver cómo se desplazan con el tiempo los valores de las longitudes de onda de las líneas espectrales. Estos desplazamientos hacia el azul o hacia el rojo de las líneas espectrales se detectan por comparación con los espectros de emisión/absorción obtenidos en el laboratorio para elementos químicos concretos.

Como hipótesis para explicar los desplazamientos de las líneas espectrales se plantea que pueden deberse a que la estrella tiene planetas alrededor ya que estos provocan que la estrella se esté balanceando respecto del centro de masas común del sistema, con la consiguiente oscilación de su luz. Los datos de la perturbación de la luz de la estrella son coherentes con la existencia de un planeta gigante de unas 8,47 masas terrestres. Puede ser incluso más grande. 

Superficie de Vulcano
Imagen de Star Trek: The Motion Picture (1979)
 
Este método no aporta datos sobre cómo es el planeta. La existencia del planeta es una posibilidad, pero no es la única. Otra posibilidad, sin tener planetas, es que estas perturbaciones se deban a los campos magnéticos que se generan por la actividad estelar. Desde un punto de vista trekkie, esta posibilidad no mola. La estrella es parecida al Sol, enana tipo K. Siendo su tamaño un 80% el de nuestro Sol, la estrella es más fría que la nuestra. Tiene un ciclo magnético de 10 años. Las manchas (solares) que se generan en los ciclos magnéticos de estas estrellas pueden ser también las responsables de los desplazamientos hacia el rojo o el azul de las líneas espectrales.
Se ha observado que la perturbación del espectro de la estrella tiene un periodo de unos cuarenta y dos días. Los autores apuestan por la hipótesis del planeta porque han observado que el ciclo de aumento de manchas y disminución de las mismas es independiente del ciclo de la perturbación.

Con este telescopio no han podido observar otras técnicas como la disminución de la luz de la estrella al pasar el planeta por delante de la misma, técnica que podría resolver dudas. Se precisan más observaciones fotométricas con telescopios más potentes aunque también es posible que el planeta no transite por delante de la estrella y el método fotométrico no sirva. Para que se considere que es un exoplaneta alrededor de la estrella debe ser detectado por, al menos, dos métodos diferentes.


Finalmente, el hipotético planeta podría ser un gigante gaseoso como Júpiter, Saturno, Urano o Neptuno. El motivo es su gran masa. Ahora bien, tal como ocurre en nuestro sistema solar, los gigantes gaseosos son planetas con multitud de satélites. Como resulta que este planeta está dentro de la zona de habitabilidad de la estrella, todavía podría ser que Vulcano sea en realidad una luna de dicho planeta.









Se hace necesario enviar una señal de radio al planeta de contenido más que evidente:

Saludos Vulcanianos.
Larga vida y prosperidad.




.




.

martes, 2 de octubre de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº CXXI)

Fecha estelar: -304247.9
_____________________________


Películas reseñadas:

- Andoromeda Sutoriizu (Andromeda Stories, 1982)
- Outrage Coda (Autoreiji saishusho, 2017)
- Ghostland (2018)


______________________________________________________________________________
Andoromeda Sutoriizu (Andromeda Stories, 1982)
Dir. Masamitsu Sasaki

En el mundo del manga viejuno, y de su correspondiente anime, siempre es bueno encontrarse de pronto con algún producto estimable e interesante que ha pasado desapercibido con el transcurso del tiempo (al menos en mi caso). Eso sí, siempre visto con la perspectiva temporal porque este tipo de animes sí que son hijos de su tiempo.

Andromeda Stories fue un manga publicado entre 1980 y 1982 y escrito por Ryu Mitsuse, novelista y escritor de ciencia ficción. Está dibujado por Keiko Takemiya. Fueron tres tomos que se resumieron bastante en este anime de 84 minutos dirigido por Masamitsu Sasaki. Se trata de un Shōnen de ciencia ficción con muchos robots, seres biónicos y rebelión de las máquinas. Una historia que fue primero en estos productos, pero que luego se ha visto, salvando las distancias, en muchos otros como la asimilación Borg en Star Trek, o el predominio de las máquinas en Matrix, por poner unos ejemplos.

El estilo de animación es el que corresponde a estos años, no se le puede pedir mucho, ni tampoco es necesario. Los estilos y diseños son muy parecidos a otros productos de por entonces, como el Cobra de Osamu Dezaki o a la serie Ulises 31. Por otra parte, la historia básica está está bastante bien no siendo nada infantil por un extremo, ni tampoco, por el otro extremo, nada profunda. Se ven muertes y desmembramientos sin problema, también un semidesnudo que debía ser, en la época, parte de la atracción (mucho más marcado esto en Cobra) y que hoy queda como muy blanco, puramente naif. Más raro es el final, como contaré en la parte de spoiler. Eso sí, aquí todo va como un tiro y la cantidad de cosas que ocurren en ochenta minutos es ingente, a veces agotadora. El resultado es que hay poca profundidad, siendo una historia que daba más para una serie.

.....................
Spoiler

Todo lo que diré a partir de ahora puede ser solo fruto de mi imaginación enfermiza.
Juega bastante la película con la insinuación del amor materno-filial. Y no solo eso, al final de la película los dos hermanos gemelos, hermano y hermana, huyen solos del planeta y de la galaxia acabando finalmente en la Tierra cuando no había vida en ella. Y son ellos los que van a sembrar la vida en la Tierra, hermano y hermana, gemelos, Adán y Eva.... no digo más.... Menos mal que en los títulos de crédito "parece" que se nos indica que son los restos de sus cuerpos los que dan lugar a la vida en la Tierra al surgir de ellos las primeras células.

7/10 - Buena


________________________________________________________________________________
Outrage Coda (Autoreiji saishusho, 2017)
Dir. Takeshi Kitano

Takeshi Kitano cierra su trilogía sobre la yakuza iniciada en 2010 con Outrage y continuada en 2012 con Outrage Beyond. Si bien es cierto es que poco después de la segunda parte se estuvo pensando en una continuación, han tenido que pasar 5 años para que esa continuación saliera adelante. Tampoco es que fuera una película necesaria Outrage Beyond está bien cerrada. Son ganas de estirar el chicle.

Outrage Coda es bastante inferior a las dos películas que le preceden. Para mí resulta interesante por puro afán completista de la serie y porque no puedo ser imparcial con este director japonés. Es evidente que desde Zatoichi (2003) las películas de Kitano parecen menores, aunque, en mi opinión, no sea esto cierto en la mayoría de los casos. Desde luego con las dos primeras entregas de Outrage no es así. En ellas Kitano vuelve a hacer lo que mejor sabe o lo que mejor resultado le ha dado, mafia, crímen, yakuzas y violencia seca. En este sentido, aunque con un tono de comedia, Kitano ya nos indicó en su penúltima película hasta ahora, Ryuzo and his Seven Henchmen (2015) que en el asunto de yakuzas se está haciendo viejo. Lo cierto es que Outrage Coda parece ciertamente la confirmación, una película a la que se nota el cansancio, las ganas de terminar con el asunto.

Para afrontar la película es necesario recordar lo ocurrido en la anterior porque la ensalada de nombres y clanes se da por conocida. Una primera parte muy expositiva de la situación cinco años después y una segunda parte donde Otomo lo resuelve todo. No se ha molestado mucho Kitano en dar complejidad al asunto. Eso si, es un placer ver a Kitano/Otomo cargarse gente.

6/10 - Interesante





________________________________________________________________________________
Ghostland (2018)
Dir.: Pascal Laugier

Género de terror, asaltos a casas, realidades inventadas, muchos ruidos supuestamente inesperados, muchos más gritos y gritos, una casa con menos luz que una osera y con un gusto muy peculiar en la decoración. Una mezcolanza de todo para una historia sencilla que se deconstruye para guardar un mínimo interés. Y poco más.

Y la verdad es que entre bostezo y bostezo, fruto de que me importa una mi.... lo que está ocurriendo, la película termina. Gracias a Dios que solo dura 90 minutos. Tengo un problema con el cine de terror, si es que a esto que acabo de ver se le puede llamar cine de terror, terror psicológico o como se le quiera llamar. Cuando prefiero estar del lado del Marylin Manson este que sale por aquí en lugar de las protagonistas es que debo tener un problema. Lo que ocurre es que no se sabe nada de estos asaltadores, son una simple excusa para mostrar..., no sé, ¿sadismo? ¿perversión? ¿gritos?... desde luego terror poco.

4/10 - Regular




______________________________________________________________________________





Nº de películas reseñadas en el blog: 444
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -